Pues nada

Que a veces las estrellas se alinean
y los ojos se encienden
pero las bocas se cierran


Entonces
las manos recorren los teclados
en lugar de los cuerpos


y nos quedamos con las ganas

Mi pañuelo

Como los señores mayores
de los que hablan las abuelas
cuando dicen que ya no hay caballeros

yo cargo una tristeza
siempre asomándose al mundo
por la bolsa de una camisa

Pero no ojos

*

Cuando se tiene el corazón partido,
a los pedazos les nacen pies y manos
orejas, labios, útero
pero no ojos

por eso chocan contra puertas cerradas
se dan de topes con las frases bonitas
o se tropiezan con anillos ajenos
sobre una mesa de noche