Pues nada

Que a veces las estrellas se alinean
y los ojos se encienden
pero las bocas se cierran


Entonces
las manos recorren los teclados
en lugar de los cuerpos


y nos quedamos con las ganas

2 respuesta a “Pues nada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *