Caso cerrado

Llegará el día
en que al pasar
por la ventana
de una tienda
vas a mirar
un par de tenis

los comprarás
después de mucho pensar
como hacés siempre
y echarás a correr
para alcanzarme

y no te daré agua
o impulso
ni palabras
ni sombra
ni esperanzas

Ayer conocí a mi Pedro Infante

Bésame condenada
que me beses te digo
qué quieres que haga
si me traes loco
qué quieres que te diga
si me gustas un chingo
por mi santa madre
te lo pido
no soy de los que ruegan
ni de los que persiguen
yo tengo lo que quiero
no me dejes así

Ayer conocí a mi Pedro Infante
tenía los ojos negros de una fiera
la sonrisa seductora del diablo
y el cuerpo robado de algún dios
pero no sabía cantar pa’ convencerme

Cenicienta

un zapato en la acera
mañana gris y poco tiempo
apenas para el nudo de la corbata

zapato en el hocico de un perro
tarde de lluvia y de neblina
en el camino, un hueso

zapato que alguien bota a la basura
noche de espanto maloliente
kilos de podredumbre

el vestido está roto
y no hay remiendo ni doncellas
sólo un zapato impar

y el pie derecho que espera
y espera
y espera
y espera
y espera
y espera

!

Da error
todo el tiempo da error
Dice que sobra algo
en este caso, yo