Ayer conocí a mi Pedro Infante

Bésame condenada
que me beses te digo
qué quieres que haga
si me traes loco
qué quieres que te diga
si me gustas un chingo
por mi santa madre
te lo pido
no soy de los que ruegan
ni de los que persiguen
yo tengo lo que quiero
no me dejes así

Ayer conocí a mi Pedro Infante
tenía los ojos negros de una fiera
la sonrisa seductora del diablo
y el cuerpo robado de algún dios
pero no sabía cantar pa’ convencerme

2 respuestas a «Ayer conocí a mi Pedro Infante»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *