Bostezo

La luna
se acuesta a mis pies
mientras trabajo

suspira, se acurruca
y se muerde la cola,
aunque le duela

yo soy como la luna
cuando me aburro
me muerdo la memoria
y me duele

Sin rubor

Viajo sin un espejo
porque sé bien
la forma agachada de mis ojos
y porque no me maquillo
la mirada, la boca
ni las palabras

Temporada baja

el teléfono, mudo
la puerta, sorda
el timbre, duerme


hasta el buzón
está tan seco
que ella finge
olvidar sus contraseñas
para que alguien
(una máquina,
lo que sea)
le envíe
un par de palabras

amor made in china









mirando de reojo
pasa por la puerta de la pulpe
cuando llega a la esquina
se devuelve


uno entre todos
permanece clavado en su memoria


se recuesta suavemente en el vidrio
diseña su estrategia
una moneda le da permiso
para mover la palanca


lo tenía, lo tenía
creyó que lograría sacarlo
de entre todos los adefesios
los mickey mouse deformes
de la jaula donde no pertenece


cuatro o cinco intentos después
ya ni lleva la cuenta
la niña va igualmente sola
y sin monedas
hacia su casa

T

El de hoy


la blanca se resiste
una línea tenue se dibuja
y la separa torpemente del negro
los dos se mueven
se contonean
bailan


permanezco
mirando
hasta que empiezo
a parecer sospechosa
no sé por qué me importa
termino con aquello
empuño la cuchara
y mezclo


El de ayer


la espuma se parece
a cuando yo de pequeña
simulaba malteadas
sacadas de la lavadora
es perfecta
tan perfecta
que da pena atacarla


con el bombardeo de azúcar
le hago un cráter
me espero
contemplo
hasta que empiezo
a parecer sospechosa


y no,
no estamos en el café La Habana

NS/NR









con el rojo del freno
me putearon desde lejos
me dijeron que pase
con un pestañeo de luz frontal


alguien me dijo gracias
con las luces de parking
tal vez me estaba haciendo ojitos
en otro romance efímero


en un abrir y cerrar de luces
el camionero me avisa
que me acerco a abominables azules
representantes de esa cosa
que llamamos LA ley


me da por preguntarme
¿qué se dirán las luciérnagas?
¿serán como nosotros
buscando respuestas
en las estrellas?

lunedad









desde aquí
las luces
parecen ojos llorosos


sumémosle a eso
el melancólico reflejo
de la lluvia en la calle
y este silencio
interrumpido de vez en cuando
por algún motor


que esta ciudad
sufre falta de sexo
no puede negarlo nadie

Tratado sobre este dolor III









tomar unas tijeras
partir esa imagen de tus ojos
tu barba de tres días
tus lentes
mi sonrisa
el fondo
la luz


aunque corte
este papel fotográfico
el recuerdo persiste
en la ausencia de ese objeto
en mi mesa de noche

Sin título









mareas
se mueve el piso
y parece que el techo está debajo


bajo mi pierna
me anclo
y todo vuelve al inicio
en su lugar


pero mareas
me balancean el barco
con tus soplidos
de semidios