Experto en encuestas: Decisión de La Nación de cancelar encuesta suena ilógica

Este artículo se publicó originalmente en inglés en The Tico Times. Por favor, si usted lee en inglés, lea el original y comparta ambas fuentes para no restarle tráfico ni difusión a la fuente original.

Traducción del artículo: “Polling expert: La Nación’s decision to cancel poll sounds illogical”, por COREY KANE, The Tico Times

Sam Wang, experto estadounidense en encuestas, señaló que le fue extraño escuchar que un importante periódico en Costa Rica desarrolló una encuesta y no publicó sus resultados, debido a su cercanía con el día de elecciones. Manifestó que las encuestas que se hacen más cerca de la elección son con frecuencia las más certeras y útiles.

Wang -quien lidera el Princeton Election Consortium– tiene una elevada reputación como analista de encuestas. En el 2012, Wang predijo de manera exacta los resultados en todos los 50 estados de los Estados Unidos y de 10 competitivas contiendas para el Senado. Su experiencia en predicciones con base en encuestas se remonta a los inicios de los años 2000.

Sus comentarios se refieren a la decisión de La Nación, de cancelar su encuesta presidencial final, elaborada por la empresa encuestadora UNIMER.

El periódico ha expresado apoyo por la metodología de UNIMER (aunque la empresa ha tenido algunos grandes tropiezos en el pasado). Sin embargo, la directora Yanancy Noguera indicó que la decisión se tomó porque aparecían demasiados votantes indecisos y la encuesta no reflejaría de manera certera lo que pasaría en las urnas.

The Tico Times contactó a Wang, y le explicó la controversia actual. Vía correo electrónico, Wang respondió:

Mi larga experiencia me dice que las encuestas de opinión reflejan de manera más exacta el resultado eventual de una elección, si se realizan dentro de los siete días anteriores a la misma. Es extraño escuchar de una encuesta realizada que luego no se publique. Esta es la encuesta que es más útil de todas.

Wang explicó que las encuestas son claves para analizar qué está pasando en una elección. A él le parece que ignorar una encuesta es como “no mirar el termómetro cuando uno se siente frío [o resfriado]”.

Supresión de encuestas en los Estados Unidos

El incidente trae a la memoria una controversia reciente en los Estados Unidos, cuando la empresa encuestadora de izquierda Public Policy Polling (PPP) decidió no ejecutar una encuesta que mostraba a los Demócratas perdiendo dos estados en las elecciones de 2013.

PPP no reveló – hasta después de la elección- que había suprimido la encuesta, una vez que los Demócratas habían perdido, lo cual probaba que la encuesta era correcta. La empresa indicó que decidió no liberar la encuesta porque pensaron que no era certera, razones similares a las que dio La Nación en el editorial del jueves.

Analistas políticos se lanzaron sobre PPP por suprimir la encuesta. Entre ellos, el experto estadístico Nate Silver, quien llamó esa jugada como “una práctica muy mala y no científica” y acusó a PPP de no publicar la encuesta porque no le gustaban los resultados. Durante un acalorado intercambio con la empresa encuestadora, Silver escribió: “nosotros publicamos TODOS los resultados“.

Agregó que si se tienen dudas, “se expresan las reservas en la reseña de la encuesta. No se suprimen los datos“.

El consejo sería apropiado para La Nación el día de hoy.