Yo así no juego al FLISoL

Hace alrededor de un año, en un post que por alguna razón se perdió o borré, yo hablaba del FLISoL (Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre) muy animada y optimista. Ese festival se realiza en más de 200 ciudades simultáneamente en el último fin de semana del mes de abril y es impulsado por un grupo que cada año se activa para empujarnos a organizar uno en nuestra ciudad. # Por cierto, este año ese grupo ha decidido realizar el FLISoL el 9 de abril (las razones las desconozco, pero imagino que tienen que ver con la semana santa).

El caso es que el año pasado, yo formé parte de la organización del FLISoL en Costa Rica. Lo hice más por la necesidad que veía en ese momento, de fortalecer la comunidad por medio de una tarea concreta en común, que por pasión.. Escribí un post sobre eso también ¿y dónde estará? :-(  porque considero que una de las mejores consecuencias de organizar actividades, es la cohesión grupal y la satisfacción de trabajar por objetivos comunes. Más allá del éxito o relativo fracaso de una actividad, siempre existirá esa ganancia secundaria.

¿Y dónde quedó la pasión?

Yo conocí a la comunidad tica en un FLISol. Migré mi computadora en uno de esos y al año siguiente , ayudé a organizar el primero que se ha hecho como el colectivo denominado Red Costarricense de Software Libre. Un festival como ése, transformó en mucho mi relación con la tecnología y mi trabajo en general, pero esa consecuencia no es la norma.

Recuerdo que ese año, en el 2008, reflexionamos sobre lo estratégico o no de instalar software libre en computadoras de personas que en realidad conocen poco del tema, están poco comprometidas con un cambio que va más allá de un sistema operativo y no tendrán suficiente soporte para soportar la tentación de regresar al “malo pero concido” Windows. Por eso, en el 2009 se hicieron charlas pre-FLISol con la idea de que la gente se llevara programas que corren sobre Windows o MAC un mes antes de cambiar el sistema. La idea era que instalaran y tuvieran tiempo de acostumbrarse a las nuevas herramientas para que tomaran la decisión de cambiarse de forma consciente y preparada. Jamás supimos si eso resultó así, porque no hicimos un seguimiento pero al menos, nos quedamos tranquilos pensando en que habíamos efectuado un proceso, no un día de locura temporal instalando máquina tras máquina como atacados…

En el 2010 no retomamos esa idea de proceso. Nuevamente convocamos a la gente a llegar con su computadora y esa vez, llegó muy poca. ¿Por qué? Tal vez porque trabajamos en una universidad privada y la gente no siente que esos espacios son abiertos… Tal vez porque la gente que ya iba a cambiarse lo ha hecho… el caso es que nos preguntamos esa vez si debíamos ir a instalar fuera del Valle Central pero no nos movimos para hacerlo… Nos preguntamos por qué incluso la gente de la comunidad que había confirmado su asistencia después no asistió… Me pregunté si era responsable de nuestra parte, dejar computadoras mal instaladas y a medio camino como ocurrió en algunos casos… y quedé convencida de que el FLISoL, si se hace mal, es contraproducente, antiestratégico y termina siendo un placebo para la comunidad que puede quemar fiebre un día al año… Y nada de eso quiero promover con mi trabajo voluntario por la difusión y el crecimiento del software libre.

Entonces no, yo ya no apoyo el FLISoL a secas, sin un proceso de preparación y seguimiento posterior. Lo apoyaré cuando cada persona que instale asuma el soporte posterior de algunas personas o busque alguien que lo haga en su nombre. Si por cada computadora instalada debiéramos apoyar a su persona usuaria por correo electrónico o por teléfono durante un mes después… ¿cuántas estaríamos dispuestos a instalar? Pocas… y así debería ser… es más o menos como el eslogan de “tenga los hijos que pueda hacer felices”… “Instálele software libre a personas que pueda apoyar en ese cambio”. De otra manera, mejor quédese en casa compilando su kernel y se divertirá igual…

¿y entonces se trata de alcahuetear a la gente?

No. Se trata de reflexionar acerca de cómo hacemos las cosas. Si se hace una charla previa sobre filosofía del software libre, se entrega un OpenDisc y se brinda soporte en una lista electrónica y un mes después se instala un nuevo sistema, las necesidades de ayuda (ojalá) serán mínimas y la persona ya sabrá cómo funciona una lista, cómo se pide ayuda, dónde se puede buscar y por qué debe asumir la parte que le corresponde de ese aprendizaje. Pero mirar a alguien una única vez, instalarle un sistema y después no recordar ni cómo se resolvió el problema de una wireless rabiosa… es un sinsentido que al fin y al cabo no nos hace ningún favor.

Lo que dije del movimiento de Software Libre lo mantengo: “El movimiento de Software Libre en todo el mundo está conformado por personas solidarias que están dispuestas a brindar su esfuerzo y trabajo para que haya un acceso real y libre a la tecnología”… pero ese esfuerzo no sólo debe ser de código… las computadoras las usan las personas y es a ellas a quienes debemos respetar y acompañar.

12 pensamientos en “Yo así no juego al FLISoL

  1. Hola, mnm en parte creo que tienes razón, yo creo que lo que falta es saber a que tipo de usuarios nos estamos enfocando, por que si tu instalas software libre a un usuario con un enfoque mas a sistemas, desarrollador, diseñador web, que se yo, seguramente este usuario no necesitara soporte o por lo menos muy poco, por que esta acostumbrado a ser autodidacta, aprender de otros.
    Pero si vas y se lo instalas a un usuario con un enfoque comercial contador, economista, administrador, etc… es casi 100% seguro que necesitara soporte o bien abandonara el aprendizaje básico (relativamente poco) que requiere el uso de software libre.
    Por eso yo creo que debemos saber como dirigirnos a los usuarios cuando hablamos de software libre y aprender a segmentarlos, para que el uso del mismo tenga mayor impacto y se pueda ir expandiendo en Centro América, pero en fin esa es mi humilde opinión, bonito blog y felicitaciones, yo creo que el software libre puede mejorar la educación y cambiar el mundo,
    saludos! =)

    • Hola Vivian!
      Pues el asunto es que precisamente al FLISoL llega todo tipo de gente y no se diferencia qué necesita cada uno. También hay un problema más amplio y es que mucha gente está esperando que sean los demás quienes resuelvan sus problemas. Es el tipo de gente que a veces en las listas, alguien manda a “buscar en google”. Necesitamos pensar bien cómo hacemos las cosas y para quiénes, porque si no, los FLiSoL terminan siendo aprovechados por el software privativo, que recoge a la gente decepcionada que además, nos hace mala publicidad.

  2. El desarrollo de eventos masivos es complejo, sin embargo hay que aceptar que el FLISOL es el evento latinoamerican más grande que tenemos con sus imperfecciones, que muchas son propias no del evento en sí; si no del movimiento de software libre en general.

    Al ser un evento distribuido y masivo los resultados y la orientación debe verse desde un enfoque local, más que global. Desde un enfoque global para mí el fundamento es hacer el mayor ruido posible y similar a como hacen los políticos en sus campañas, mostrar cuanta gente hay detrás (medición de fuerza y penetración).

    Desde una evaluación global, no creo que se pueda medir un resultado más allá que ese. Desde un concepto local (ciudad/país); quién controla el enfoque de la actividad no es más que la misma organización o comunidad local y es quién está llamada a hacer los cambios discretos necesarios para lograr los objetivos que propones.

    Comparto una parte de tus criterios, pero no debemos olvidar el objetivo global que persigue FLISOL. Es nuestra responsabilidad como activistas cambiar el objetivo de FLISOL cada año. Y eso está ocurriendo en muchos países, está pasando a segundo plano el installfest siendo cada vez más reemplazado por eventos pre-FLISOL y conferencias.

    • De acuerdo con tu visión de medir la fuerza del movimiento. Pero yo nunca he sido buena en eso del marketing, cuando lo que tenés como “producto” es de mala calidad. En nuestro caso, creo que la comunidad (la mía) está mal y estas actividades, en lugar de fortalecerla, tienen una función de espejo mágico que les dice “qué bonitos nos vemos” sin que se trabaje en los problemas reales.

  3. Un error que típicamente caemos en los eventos de show, es que lo convertimos en eventos de promoción de una distribución y nos olvidamos de compartir con las personas que asisten porque lo hacemos, porque creemos en el software libre, la cultura libre los formatos libres etc.

    Muchas veces es porque muchos de los llamados activistas no tienen ese convencimento, y su único alcance o compromiso es ser fans de una determinada distribución.

    Quiero aprovechar el concepto, que indicas cuando dices que el software libre es para la gente. Así que desde mi punto de vista, son dos objetivos que deberíamos cumplir en este tipo de evento:

    a. desde un contexto social y político, aprovechar para explicar que proponemos y porque lo hacemos
    b. hablar sobre programas que nos ayudan a nuestra vida diaria corriente, como sistemas de punto de ventas, de gestión de negocios y otras orientadas al ciudadano común no técnico.

    • Hola Mauro. Sé que a veces no se tiene convencimiento pero otras veces, es porque no planificamos ni hacemos estrategias apropiadas. Tal vez en el próximo ECSL podamos hacer una mesa de trabajo para pensar en el calendario anual de actividades y pensar estratégicamente cómo podemos hacerlo mejor y de ser posible, enlazar todos los países con una misma estrategia general.

  4. En FLISoL no sólo se hace el trabajo de “migrar”…. creo es lo de menos…no creo q un comentario….mejor dicho un análisis como el que hace AYUDE en nada, lastimoso cuando viene de una persona q “migro” en un festival y “ayudo” en otro. En estos festivales, se comparte el software, q en realidad por ser libre lo descargas por Banda Ancha, hasta hace poco te enviaban el CD a tu casa, pero también hay foros, presentaciones, demostraciones………Mis alumnos (R.B.Venezuela 2° grado) querian participar con sus Canaimas….hasta para eso sirve amiga…..soy de Maracay no se dio para tristeza de muchos q no pensamos igual.

    • Al contrario de lo que usted piensa, los análisis contribuyen en mucho. Las críticas que hagamos a nuestro trabajo son las que al final, pueden contribuir a fortalecerlos. Seguir creyendo que hacemos las cosas bien, cuando no las hacemos bien, es un flaco favor.

      Yo no sólo migré en un festival. He dado y doy mucho todos los días por el desarrollo del software libre. No hay nada de “lastimoso” en detenerse, mirar más allá del corre-corre y señalar que una actividad no se está haciendo bien o no tiene sentido. He organizado otros Flisoles y muchas actividades. Me parece que usted no entendió que la crítica proviene de alguien que está adentro del movimiento, no afuera.
      Lamento mucho lo de sus alumnos. Ojalá pronto puedan hacer un festival con Canaima y que se haga seguimiento. El caso de Venezuela puede ser distinto. Ustedes tienen procesos, no días aislados de instalación.

  5. Ayer fue el flisol en Costa Rica y yo estuve apático de participar básicamente por las mismas razones. El viernes pasado un estudiantes de primer año de ing. en computadores me dijo que quería instalar ubuntu pero había tenido algunos problemas y le recomendé asistir al flisol.Ayer mismo este estudiante me estaba enviando un correo pidiendo ayuda porque llegó a su casa y la computadora ni siquiera bootea y no le pudieron dar la ayuda requerida (no sabía ni donde preguntar). Esto puede ser un caso aislado o puede ser uno de varios, sea como sea este tipo de cosas son las que NO pueden pasar en una actividad de instalación de Software Libre porque más bien se pierde credibilidad.
    [Ayer cuando esta persona me enviaba el correo pidiendo ayuda me acordé de este post y las conversaciones que hemos tenido acerca del tema]

    • Asumo que es el mismo caso. Tenemos en casa a uno de tus alumnos. Uno de los instaladores (reincidente) dejó el trabajo sin terminar y se lo pasó a Daniel. Daniel no quería hacerlo mal y se ofreció a hacerlo hoy. Hubo una confusión y la persona no entendió eso, pero hace un rato Danie lo llamó por teléfono y ahora están reparando la instalación para que quede bien. Este es uno de los casos que se pudieron rescatar pero ¿cuántos más quedarán sin resolver?

  6. Es correcto ese es el caso. Que buena nota que se logró solucionar y además Francisco (el estudiante) quedó super satisfecho después del chasco. De paso muchísimas gracias a Daniel y que buena nota por el compromiso.

  7. Hola Caro, vieras que este año se tomó esa política, hay un instalador que estará dando seguimiento a la persona, quedó en papel y todo ;) yo de hecho los he ido enlazando en facebook y ayudando desde el SFD a que se mantengan en las listas sería buena idea que en otras actividades nos ayudes justamente a impulsar eso. Porque muchos van preocupados de defender ideales e instalan como locos y salen corriendo :) Que bueno saber que estas interesada en este tipo de colaboración personal, porque ese es el tipo de persona que se necesita en una Comunidad de verdad :D Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>