El regreso

Hace más de dos años no actualizo este blog. Hace tres años no asistía a un Encuentro Centroamericano de Software Libre. No voy a exponer las razones, porque me desviarían del tema de este post y porque lo que me importa ahora es el presente y el futuro.

Hace cinco minutos llegué a casa. La lavadora ya está trabajando en la primera carga de ropa sucia, repleta del sudor de los 33° de una Managua calladita, decorada con árboles de colores que sin embargo, solo en las fotos grises adquieren su verdadero sentido.

Y este post me urge, como hace mucho tiempo no me urgía escribir algo ni aquí ni en los otros ¿cuatro? blogs que llevan mi nombre.


– “Leandro, ¿cuántas mujeres tenemos en este encuentro?. Veo demasiadas, necesito saber.
– “Debemos andar por el 40%”. Después resultó que era un 42.

La piel eriza por primera vez en el ECSL 2016. Hace 8 años, cuando empezó esta locura en Estelí (también en Nicaragua), éramos quizá un 2%. Realizamos en ese entonces una primera mesa de trabajo sobre mujeres en Software Libre, después de haber trabajado virtualmente con conocidas y desconocidas, en una especie de ponencia que nos permitiría argumentar que la inequidad debía visibilizarse y que los compañeros de las comunidades debían saber del tema.

De esa mesa, recuerdo especialmente a un amigo, quien con sus ¿19 años? mencionaba que nunca antes había notado que cuando un hombre moderaba una lista, los otros hombres obedecían, pero cuando una mujer tenía esa tarea, el flame no se detenía hasta que hablaba alguno de los hombres líderes de la comunidad.

Del trabajo que siguió después, otro día puedo contarles. El punto clave aquí es reconocer que llegar a un 42% de participación en un ECSL es un hito para celebrar, pero también implica un compromiso por asumir: contribuir para que esas mujeres jóvenes que hoy se acercaron, permanezcan y desarrollen todo su potencial junto a sus grupos locales de Software Libre y se conviertan ellas en las nuevas abanderadas que harán las charlas sobre género, serán mentoras de las más nuevas o celebrarán -una vez que se alcance el objetivo- que ya no sea necesario señalar la inequidad.

Entonces Leandro dice: “Caro, tenemos que hacer la charla sobre género. No está en agenda pero le hacemos espacio“. Siempre lista, le actualicé un par de fuentes, le agregué el tweet de Angela Byron y listo.

Screenshot_2016-06-17-11-15-33La charla es más o menos esta. No quedó grabada completa, pero me apunto a repetirla cuando quieran. Debo actualizarla para hablar más sobre esos otros estereotipos, sobre esas otras cargas simbólicas y mandatos que los hombres padecen en silencio. Mientras tanto, les recomiendo ver The Mask You Live In (trailer, completo en Netflix).

Y todo tuvo sentido. Al final de la charla, una de las “hermanas menores” se acerca a decirme: “Necesitaba demasiado escuchar eso. Pertenecer a la comunidad había perdido el sentido para mí, pero ahora tengo claro cuál es mi papel“. Y así ayudándole a ella, me ayudaba a mí. ¿Quién más se apunta?

———————-

“¿Cómo escalar de 60.000 usuarios a 600 mil?”

Confieso que pensé en “nuestras” empresas. Ahora que trabajo apoyando la creación de startups y empresas en general, me da por investigar sobre cosas que a los emprendedores aún ni les preocupan. Pero la charla de Antonio Galindo tendría otros impactos.

Primero: el tipo de proyecto. La empresa social Enova gestiona  una red de telecentros en México, permitiendo que las personas que reciben sus servicios, cambien su realidad aprendiendo a utilizar las computadoras y la Internet. Habiendo hecho un trabajo similar durante varios años (pero en cibercafés centroamericanos que tenían Windows en idioma inglés o con las teclas borradas), comprenderán que en el minuto cinco yo ya me imaginaba de centro en centro ofreciendo talleres, mezclando temas de emprendimiento con los trabajos asignados para aprender ofimática, haciendo mil y una cosas con algunas de esos 600 mil personas usuarias.

Segundo: Scrum. Para algunos no será nuevo que mi descubrimiento de Scrum fue algo relevante en mi vida. Después de eso me he convertido en algo como evangelizadora, a pesar de que no he podido aplicarlo en mi trabajo cotidiano (y por lo tanto, apropiarme realmente de lo que sé en teoría). En Enova, empezaron utilizando Scrum para el desarrollo y Kanban para gestionar las emergencias de soporte, pero después implementaron Scrumban para mantener a todo el equipo integrado y feliz (sí, feliz).

Tercero: Los conocimientos tan absolutamente sorprendentes de Antonio y de su equipo. Piel eriza que me hizo escribir este tweet:

tweetQue me perdone Stallman por usar Twitter (meh) y que no se ofendan mis otros amigos geniales (esos sí). Sé que tengo la enorme suerte de conocer a personas increíblemente hábiles, con conocimientos sobre mil y una cosa, pero hace mucho tiempo no me impresionaba tanto un trabajo. Carlos Jenkins grabó la charla completa y espero que la comparta pronto, porque de esa complejidad podría comentarles poco. Mi punto está en que había olvidado la generosidad absoluta que sostiene todo este movimiento (así de grave andaba mi distanciamiento) y olvidando eso, es bastante fácil racionalizar la incongruencia propia.


La burocracia a la que a veces nos sometemos, las discusiones eternas en las listas, las moscas que puede haber en la sopa son capaces de hacernos a todos olvidar algo tan fundamental: que todo nuestro esfuerzo solo tiene sentido si compartimos GENUINAMENTE lo que hacemos, si le enseñamos a los demás lo que hicimos con el fin último de construir conocimiento, no con el fin de que nos admiren o nos coloquen en un pedestal con la etiqueta de “líder” o de “sabio”. Porque aquí nadie es indispensable, si y sólo si ha transferido lo que sabe. Por eso no se vale (bueno, se vale pero no está tuanis) retirarse sin antes haber documentado el conocimiento tácito y explícito que con ayuda de los demás, hemos logrado. De nuevo: ¿Quiénes se apuntan?

En lo inmediato, espero orientar algunos esfuerzos a que en equipo, logremos que el próximo ECSL (que será en Costa Rica) siga la tradición de reunir a tantas personas maravillosas para compartir cómo cambian un pedacito de su mundo. Hay mucho trabajo por hacer, así que esperamos ver muchas manos levantadas.

Cómo Hablar con Niñas Pequeñas

Traducción del artículo “How to Talk to Little Girls” publicado en The Huffington Post el 22 de junio de 2011 por Lisa Bloom, autora de ‘Think: Straight Talk for Women to Stay Smart in a Dumbed Down World’ (Piensa: Hablar claro para que las mujeres sigan siendo inteligentes en un mundo idiotizado).

Asistí a una cena en casa de un amigo el fin de semana pasado y conocí a su hija de cinco años de edad.

La pequeña Maya tiene el cabello café y rizado, ojos de corderita, y se veía adorable con su vestido de noche rosado brillante. Yo quería gritarle, “Maya, ¡eres muy tierna! ¡Mírate!¡Da una vuelta y modela ese vestido de vuelos, cosita hermosa!”

Pero no lo hice. Me contuve. Como me muerdo la lengua siempre cuando conozco niñas pequeñas, reprimiéndome mi primer impulso de decirles lo tiernas /lindas/ bonitas/ bien vestidas/ bien peinadas que están o lo bien arregladas que tienen sus uñas.

¿Qué hay de malo en eso? Es el rompe hielos estándar en nuestra cultura cuando le hablamos a las niñas pequeñas ¿no es así? y ¿por qué no hacerles un halago sincero para potenciar su autoestima? Justamente por lo adorables que son, quiero explotar cuando las conozco, honestamente.

Mantengan ese pensamiento solo por un momento.

Esta semana, ABC News reportó que a casi la mitad de todas las niñas entre tres y seis años de edad, les preocupa el estar gordas. En mi libro, “Think: Straight Talk for Women to Stay Smart in a Dumbed-Down World” [Piensa: Hablar claro para que las mujeres sigan siendo inteligentes en un mundo idiotizado] yo revelo que en la actualidad, entre un 15 y un 18 por ciento de niñas menores de 12 años usan máscara de pestañas, delineador y lápiz labial regularmente; los desórdenes de la alimentación aumentaron y la autoestima ha bajado; y 25 por ciento de las jóvenes estadounidenses preferirían ganar America’s Next Top Model [concurso para ser la próxima supermodelo estadounidense] que el Premio Nobel de la Paz. Incluso las mujeres universitarias brillantes, exitosas dicen que preferirían ser sexy que inteligentes. Una madre de Miami acaba de morir por causa de una cirugía cosmética, dejando a 2 hijos adolescentes. Esto continúa sucediendo y me parte el corazón.

Enseñar a las niñas que su apariencia es lo primero que usted nota en ellas, les dice que la apariencia es más importante que cualquier cosa. Las predispone a hacer dieta a los 5 años, a ponerse base a los 11, a hacerse cirugía de senos a los 17 y ponerse Botox a los 23. Debido a que nuestro imperativo cultural de que las niñas deben estar hermosas 24/7 se ha convertido en la nueva normalidad, las mujeres estadounidenses se han vuelto cada vez más infelices. ¿Qué es lo que falta? Una vida significativa, una vida de ideas y leer libros y de ser valoradas por nuestros pensamientos y logros.

Por eso es que me obligo a hablar a las niñas de la siguiente manera.

“Maya”, le dije, acuclillándome hacia su nivel, mirándola a los ojos: “me da mucho gusto conocerte”.

“Me da mucho gusto también”, dijo ella, con la voz para hablarle a los adultos. Entrenada, de niña buena, educada.

“Ey, ¿Qué estás leyendo?” le pregunté, con brillo en mis ojos. Amo los libros. Me enloquecen. Permito que eso sea evidente.

Sus ojos se engrandecieron y la expresión facial practicada y educada abrió camino para la emoción genuina sobre este tema. Hizo una pausa, pensó, con un poco de timidez hacia una extraña como yo.

“YO AMO los libros” le dije. “¿Y tú?”

La mayoría de los niños y niñas los aman.

“SÍ”, dijo ella. “¡Y ahora los puedo leer yo por mi cuenta!”.

“¡Wow, sorprendente!” le dije. Y de hecho lo es para alguien de 5 años. Tú sigue así, Maya.

“¿Cuál es tu libro favorito?” pregunté.

“¡Voy a traerlo! ¿Puedo leértelo?”

Purplicious fue el que seleccionó Maya (nuevo para mí). Maya se acurrucó a mi lado en el sofá y leyó orgullosamente cada palabra en voz alta, acerca de nuestra heroína a quien le encanta el rosado pero es atormentada por un grupo de niñas en la escuela que visten solo de negro. Ay, se trataba de niñas y la ropa que usan y cómo su elección de guardarropa define sus identidades. Pero después que Maya cerró la última página, dirigí la conversación hacia los asuntos más profundos en el libro: las niñas malvadas y la presión de grupo y el no llevarse con el grupo. Le dije que mi color favorito en el mundo es el verde, porque amo la naturaleza, y ella estuvo de acuerdo.

Ni una vez discutimos sobre ropa, el cabello, los cuerpos o quién era hermosa. Es sorprendente cuán difícil es alejarse de esos temas con las niñas pequeñas, pero yo soy terca.

Le dije que yo acababa de escribir un libro, y que esperaba que ella también escribiera uno algún día. Ella estaba realmente emocionada con esa idea. Ambas nos entristecimos cuando Maya tuvo que irse a dormir, pero le dije que la próxima vez eligiera otro libro, que lo leeríamos y hablaríamos de eso. Ups. Esto la estimuló demasiado como para dormir y ella vino desde su habitación varias veces, toda emocionada.

Entonces, una pequeñísima dosis de oposición a una cultura que envía todos los mensajes errados a nuestras niñas; un pequeñísimo empujón hacia el valorar la inteligencia de las mujeres; un breve momento de dar intencionalmente modelos a imitar. ¿Cambiarán pocos minutos con Maya nuestra industria multibillonaria de la belleza, los shows en vivo que degradan a la mujer, nuestra cultura maniaca por las celebridades? No. Pero yo cambié la perspectiva de Maya, al menos por esa noche.

Intenten eso la próxima vez que se encuentren con una niña pequeña. Es posible que ella se sorprenda y se muestre insegura al principio, porque pocas personas le preguntan sobre su mente. Pero sea paciente y continúe. Pregúntele qué está leyendo. Qué le gusta y qué no le gusta y por qué. No existen respuestas incorrectas. Usted estará únicamente generando una conversación que respeta su inteligencia. Para chicas más grandes, pregúnteles sobre eventos de actualidad: contaminación, guerras, los recortes a los presupuestos educativos. ¿Qué le preocupa a ella del mundo exterior? ¿Cómo lo arreglaría si tuviera una varita mágica? Es posible que usted reciba respuestas intrigantes. Dígale sus ideas, logros y sus libros favoritos. Bríndele un modelo de lo que una mujer pensante dice y hace.

Y permítame conocer las respuestas que usted reciba en twitter y Facebook.

He aquí una contribución para cambiar el mundo, una niña a la vez.

Para más consejos sobre cómo usted y su hija pueden seguir siendo inteligentes, asómese a mi nuevo libro “Think: Straight Talk for Women to Stay Smart in a Dumbed-Down World” (en inglés) www.Think.tv.

Otras formas de Libertad de Expresión: La Visión desde las Organizaciones Sociales. Análisis de Casos.

Claudia Samayoa hace un reporte general de la situación de derechos humanos en los países centroamericanos.

Nuevos paradigmas de agresión

  • – Ley antiterrorista (Caso de Suchitoto, El Salvador)
  • – Ley anti ONG’s (Daniel Ortega, Manuel Zelaya)
  • – Otras formas de criminalización (varios casos donde se utilizan acusaciones de intento de asesinato o lesiones para inmovilizar las luchas sociales). En Guatemala los campesinos han sido acusados de terrorismo para deslegitimar la lucha por la tierra.
  • – La vulnerabilidad en el manejo de la información (allanamientos, ataques informáticos, escuchas)

Juanita Jiménez, Nicaragua

Desde el feminismo buscan la igualdad y la libertad para el goce pleno de la vida como mujeres. Libertad de expresión trasciende la labor de los medios de comunicación, va más allá del ejercicio de la libertad de prensa. Se ubican las investigaciones y mecanismos para difundir pensamiento por cualquier medio.

Como mujeres, promueven la ciudadanía activa desde los movimientos sociales (ejercicio de derechos, cumplimiento de obligaciones, procesos de educación, información, conciencia y construcción de pensamiento crítico, debates públicos sobre problemáticas sociales (gestoras de opinión pública).

La labor de denuncia de anomalías en el ejercicio de la función público y abusos de poder, ha sido un eje importante en el movimiento social nicaragüense.

El caso de Nicaragua

La lucha ha sido fuerte en los años 70 en contextos de dictadura y la revolución sandinista (que para algunos implicó la restricción de derechos).

Nicaragua ha sufrido uno de los deterioros más graves. Con los gobiernos neoliberales se había logrado alcanzar ciertos niveles, y ahora con la llegada del gobierno sandinista han tenido un retroceso.

Criminalización de los derechos civiles y políticos (se agrava a partir de octubre de 2007 se inicia investigación criminal contra defensoras de derechos humanos, por la penalización del aborto en Nicaragua, acusadas de apología del delito y otros cargos).

Persecución a medios de comunicación en represalia por ubicarse como adversario de la línea del gobierno actual

Ataques acusando de triangulación y lavado de dinero al movimiento autónomo de mujeres y CINCO. Levantamiento del secreto bancario a 300 personas de organizaciones sociales en menos de 24 horas, algo que refleja la pérdida de institucionalidad.

Acoso gubernamental porque no sólamente son cotroles legítimos sino que es un control específico a ciertas organizaciones. Se condiciona qué se considera como cooperación al desarrollo con base en un manual administrativo y no una ley.

Hay una ruptura de la institucionalidad democrática:

  • – Fraude en elecciones minucipales del 9 de noviembre.
  • – Han regresado al partidismo de hecho, sin pluralismo político.
  • – Hay un regreso de métodos violentos si hay oposición
  • – Centralización del poder con un modelo autoritario
  • – Sistema judicial como maquinaria de persecución
  • – Corrupción
  • – Clientelismo político

Guatemala

Defensoras de derechos hablan pero nadie escucha. No está bien decir que darles la voz. La voz la tienen.

La historia de comunicación social en la década del 70 buscaba encontrar mecanismos alternativos. ¿Qué pasó? La represión durante el conflicto armado generó:

  • – Restricción a periodistas (y esa situación continúa. Se mencionan casos recientes de asesinatos de periodistas relacionados con las luchas populares)
  • – Cierre a los medios alternativos. El ejército ocupaba radios locales durante el conflicto armado.

Monopolios escritos: cada vez que un periodista ha querido crear medios con algo de pluralidad le hacen boicto hasta que lo compran.

Control de editorialistas: lo que hacen es dejar que escriban algunos editorialistas de izquierda, pero controlados para que no les desequilibre la línea de opinión. En el caso Rosenberg, los editorialistas de izquierda que quisieron publicar algo contrario a la línea editorial, fueron bloqueados.

Radios comunitarias: 69 radios tienen procesos judiciales abiertas, justamente por parte de la fiscalía contra delitos contra periodistas. Las radios evangélicas a través de proyectos financiados en Estados Unidos, bloquean la señal de otras radios. No hay acceso para que cualquier persona tenga derecho a frecuencias radiales.

Dificultades de los defensores de derechos para vincularse con los medios.

Utilización de internet (hay partes del país sin acceso a electricidad, ausencia de cultura de uso de mensajes de texto por ejemplo, como mecanismo de información).

Comenta: Iduvina Hernández, SEDEM

Todo autoritarismo, venga de donde venga, independiente de su naturaleza ideológica o política, atenta contra la libertad de expresión.

Cada día, después de una etapa post-genocidio, estamos asistiendo al agotamiento del sistema político y del modelo económico.

Se nos plantea el reto de empezar a entender que la libertad de expresión es un derecho universal y no debe verse como exclusivo de los periodistas. Los defensores de derechos humanos no debemos negarnos la posibilidad de conquistar un espacio. No debemos darle el trabajo hecho a los periodistas.

¿Hacia dónde debemos caminar?

  • – “Creo que a pesar de todas las limitaciones que se han plateado, continuar en el ejercicio de expresarnos” y “generar mecanismos de protección”. Nuestra región es experta en este tipo de situaciones y el aprovechamiento de la tecnología para expresarnos de forma creativa.
  • – Radios comunitarias
  • – Medios de cable local
  • – Uso de celulares
  • – Uso de Internet
  • Pero también el teatro, la comunicación persona a persona como vía de expresión

—————-

Kemly Camacho de Sula Batsú comenta el caso de Costa Rica respecto al uso que se hizo de las TIC en el caso del referendo sobre el TLC en CR.