La FSF reacciona al caso Oracle vs. Google y a la amenaza de las patentes de software

Traducción de FSF responds to Oracle v. Google and the threat of software patents por Brett Smith (September 08, 2010)

Como usted probablemente se enteró a través de innumerables sitios de noticias, Oracle ha interpuesto una demanda en contra de Google, alegando que Android infringe algunos de sus copyright y patentes relacionados con Java. Hasta ahora, hay muy poca información disponible acerca del alegato de infracción del copyright para poder decir mucho; esperamos conocer más del caso conforme avance. Pero nadie merece ser víctima de agresión por patentes de software, y Oracle se equivoca al usar sus patentes para atacar a Android.

A pesar de que tomó más tiempo de lo que hubiéramos querido, Sun Microsystems finalmente hizo lo correcto por la comunidad de software libre cuando lanzó Java bajo la GPL en el 2006. Fueron bienvenidas esas noticias cuando se anunciaron; Java ha sido por mucho tiempo un lenguaje de programación popular, y estábamos esperanzados de que el cambio lo haría un lenguaje con soporte de primera clase en la comunidad de software libre.

Ahora, la demanda de Oracle amenaza con revertir toda la buena voluntad que se ha construido en los años que siguieron. Los programadores -con toda justificación- se alejarán de Java cuando se vean expuestos a ser demandados por usarlo de alguna forma que a Oracle no le guste. Uno de los mayores beneficios del software libre es que permite que los programas se combinen de maneras que ninguno de los desarrolladores originales podría haber anticipado, para crear algo nuevo y excitante. Oracle está enviando señales al mundo de que tienen la intención de limitar la posibilidad que todos tenemos, de hacer esto con Java y eso es injustificable.

Desafortunadamente, Google no parecía particularmente preocupada por este problema hasta que la demanda fue interpuesta. La compañía aún no ha tomado ninguna posición clara o alguna acción en contra de las patentes de software. Y ellos podrían haber evitado todo esto, construyendo Android usando IcedTea, una implementación de Java cubierta por la GPL que se basa en el código original de Sun, en lugar de una imlementación independiente bajo la licencia Apache. La GPL está diseñada para proteger la libertad que todos tenemos -desde una persona usuaria individual hasta las corporaciones más grandes- y eso podría haberles brindado una defensa fuerte en contra de los ataques de Oracle. Es triste ver que Google aparentemente rechazó esas protecciones con el fin de hacer más fácil el desarrollo de software privativo en Android.

Pero nada de lo anterior excusa el comportamiento de Oracle. Un juicio agresivo sobre infracción de patentes de software es un ataque claro en contra de la libertad de alguien para usar, compartir, modificar y redistribuir libertades de software que todas las personas siempre deberían tener. Oracle ahora busca quitar esos derechos, no sólo a Google, sino a todos los usuarios de Android. Finalmente, la decisión sobre cómo responder le queda primordialmente a Google; ellos son la parte denominada como acusada en el juicio. La FSF alienta a Google a luchar contra los alegatos de Oracle y a adoptar una postura por principio, en contra de las patentes de software.

¿Cómo puede ayudar?

  • Estamos recolectando en la wiki de End Software Patents, información sobre el caso incluyendo información sobre el estado del arte anterior que pueda ser usada para atacar las patentes. Esto puede ser útil no sólo para el caso de Google, sino también para otras instancias que Oracle podría demandar en el futuro. Si usted tiene nueva información para agregar a esa página, nos alegrará mucho contar con su contribución.
  • Oracle anteriormente se oponía a las patentes de software. El que la compañía ahora esté usando las patentes como su principal arma para atacar competidores es un vuelco impresionante a esa posición. Escríbale a Larry Ellison y pregúntele respetuosamente por qué Oracle está atacando al software libre con las patentes de software. Puede recordarle las declaraciones que Oracle hizo en 1994, como esta:

Patent law provides to inventors an exclusive right to new technology in return for publication of the technology. This is not appropriate for industries such as software development in which innovations occur rapidly, can be made without a substantial capital investment, and tend to be creative combinations of previously-known techniques.

(La ley de patentes proporciona a los inventores un derecho exclusivo sobre la nueva tecnología a cambio de la publicación de la tecnología. Esto no es apropiado para las industrias como las de desarrollo de software, en las cuales, las innovaciones ocurren rápidamente, pueden hacerse sin una inversión de capital considerable, y tienden a ser combinaciones creativas de técnicas ya conocidas).

Oracle alguna vez afirmó que sólo buscaba patentes de software para efectos defensivos. Ahora las está sando para atacar proactivamente al software libre. No es la primera compañía que hace este cambio radical de postura, y desafortunadamente es probable que no sea la última. Actualmente Google afirma que necesita de las patentes de software para efectos defensivos, pero la realidad es que las personas que programan software sólo podrán estar verdaderamente a salvo de las patentes de software cuando todos sean obligados a desarmarse. Únase a la lista de End Software Patents (Fin a las patentes de software) para mantenerse actualizado sobre las noticias de patentes de software y lo que usted puede hacer para ayudar.

Para más información contacte a:

Brett Smith
Ingeniero de Cumplimiento de Licencias
Free Software Foundation
+1 (617) 542 5942 x18
brett@fsf.org

A desalambrar el software libre

defences

Imagen: Defences become fences N°2, de Enrique T

Para actualizar y ser justa: ya casi estamos terminando la traducción de la campaña http://windows7sins.org gracias a la ayuda de Gabriel Molina, un mexicano con el que he podido trabajar en conjunto superando la barrera del repositorio. Gabriel accedió a trabajar “a pie” y hemos revisado juntos todos los textos. Gracias Gabriel.

Constantemente digo en mis conferencias, que no hace falta ser experto para ser parte del desarrollo del software. Es decir, si no sabemos programar, los usuarios y usuarias podemos dejar de ser entes pasivos y convertirnos en gestores del software, colaborando en actividades de difusión y activismo, pero también traduciendo, documentando y reportando bugs. Son tareas menospreciadas, pero bien importantes.

Lo lamentable, es que eso es falso en la mayoría de los casos. Los proyectos de software libre siguen siendo espacios pensados por y para informáticos, quienes muchas veces piensan que es relativamente simple seguir su lógica. Les tengo una mala noticia: NO LO ES.

La primera y única vez que reporté un bug, lo hice a la gente de KDE por un problema con el Aamarok 2. Me respondieron más o menos, que si no sabía reportar un bug correctamente, mejor los dejara en paz. Nunca más reporté un bug en mi vida (al menos, directamente) y me quedé con el Amarok anterior. Yo quisiera, lo juro, poder reportar un bug de una manera tan hermosa como esta (vía magus) pero es imposible para mis capacidades. De manera que los bugs quedan descartados, bajo la premisa de “lo que no sirve, que no estorbe”. Ok. Puedo vivir con eso.

Si no puedo reportar bugs, puedo traducir… ¿cierto?

Puedo traducir con enorme felicidad y satisfacción si lo hago para Drupal. El sistema que usan es en línea y es sencillo, maravillosamente sencillo colaborar. En los translation sprint que hemos organizado en la RCSL llevamos dos módulos completos traducidos al español, en un trabajo que ha sido divertido y enriquecedor. Jamás frustrante.

En otro vecindario, la traducción de la campaña Windows7sins de la Free Software Foundation, no me ha traído más que tristezas. Desde hace dos meses tenemos los textos traducidos y revisados por tres personas, pero se decidió usar subversion, pedir llave pública, entrar por ssh y de ahí, ya no sé qué sigue. El caso es que los textos los tradujimos al mejor estilo cavernícola (con openoffice.org) y ahora tocaría meter línea por línea dentro de los archivos html que hay en savannah. Si hubiéramos tenido archivos .po ya todo estaría listo… tampoco estoy pidiendo milagros… pero con este sistema ha sido imposible para Eva y para mí -las que más nos hemos comprometido con el asunto- de manera que la campaña sigue sin estar traducida al español, y así seguirá hasta que alguien pueda hacerlo y se publique otra traducción no revisada. ¿Nuestro trabajo qué? Bien gracias, guárdemoslo de recuerdo.

Entonces… ¿cuál es la verdadera posibilidad que tenemos los y las usuarias de software libre, de convertirnos en gestores y gestoras del cambio? ¿cuál es nuestro papel, más allá de dar conferencias, vender camisetas o escribir en un blog? Dar conferencias no debe subestimarse, porque implica conocer bien los temas, estar preparada para responder muchas preguntas diversas y saber exponer claramente conceptos complejos… pero eso no basta. Sobre todo, cuando interactuamos con proyectos de desarrollo donde lo que vale es el código y no cuántas personas escucharon una charla e instalaron software libre después.

Yo, de todas maneras aprecio mis contribuciones y creo que son bien importantes, pero definitivamente creo que tenemos que hacer un mejor trabajo si queremos realmente trabajar por la libertad de los usuarios y usuarias. Ni todos somos poetas, ni todos somos programadores. Tendríamos que generar espacios y niveles de acción, que permitan que más personas se acerquen y hagan tareas que son capaces de hacer. Muchas podemos traducir, pero por favor, quítennos los alambres de púas.

La computadora en mi bolsillo

Esta es una traduccion libre y no-oficial de la entrada “The computer in my pocket” del blog de Mako Hill.
—————–
Si no estamos mal con las proyecciones, para finales de este año, el mundo será el hogar de 3 billones de teléfonos móviles. Eso es casi un teléfono por cada uno de los seres humanos vivos. Aunque estos teléfonos abren todo un mundo de nuevas e importantes oportunidades en comunicación, creatividad y cooperación — y es importante no subestimar ese hecho — éstos también representan un paso hacia un tipo de antiutopía tecnológica no muy diferente a la que Stallman plantea en El derecho a leer. Los teléfonos representan una de las tecnologías más cerradas, propietarias y por lo general, no libres entre las que son más distribuidas. Las implicaciones para la libertad de software y el empoderamiento tecnológico son una calamidad.

Pero a pesar del hecho de que los teléfonos móviles representan lo que puede ser la amenaza más gigantesca a la libertad de software en la actualidad, la comunidad de software libre — con un número de notables excepciones a las que quiero a la vez agradecer y poner creciente atención — ha permanecido en su mayoría, silenciosa acerca de este asunto.

Conozco a apasionados defensores de la libertad de software que trabajan sin descanso para que ellos mismos y el mundo, se deshagan de un puñado de blobs binarios en el kernel Linux — trabajo importante del cual todos nos beneficiamos. Y aún, algunos de esos “de línea dura” no parecen ajustar sus teléfonos a los mismos estándares que sus laptops. La decisión de Ubuntu de lanzar un nuevo driver binario sigue siendo más controversial que el hecho de que la gran mayoría de la población usuaria de computadoras no conoce otra cosa que las computadoras basadas sobre un teléfono, las cuales permanecen increíblemente no libres y casi por completo son imposibles de liberar si las comparamos con las computadoras personales. Para la mayoría de las personas usuarias de computadoras, no hay opción y esencialmente, tampoco esperanza para liberar sus aparatos actuales.

Me deja perplejo que cualquiera, especialmente los defensores del software libre, se pongan felices con esas computadoras no-libres [1]. Creo que parte de la razón descansa sobre el hecho de que la mayoría de los usuarios de teléfonos móviles, y aún la mayoría de de los usuarios a quienes les importa la libertad de software y la autonomía tecnológica, no conciben sus teléfonos como computadoras. Concebir nuestros teléfonos como computadoras, no resolverá todos los problemas a los que he aludido, pero hacer eso sigue siendo el primer paso esencial hacia cualquier solución. Mientras debemos trabajar aún para construir teléfonos libres que sean viables, ampliamente accesibles y convincentes, debemos convencer primero, tanto a las personas usuarias como a las desarrolladoras, de que esta es una meta importante. Recordarle a la gente que nuestros teléfonos -tanto libres como no libres- son computadoras poderosas de uso general sigue siendo una parte importante y todavía, en gran parte no satisfecha, de este proceso.

Debemos encontrar formas de recordarnos a nosotros mismos y a los demás, del hecho de que los teléfonos modernos son computadoras poderosas con interfaces poderosas que son útiles para una inimaginable variedad de aplicaciones arbitrarias. Debemos enfocarnos en el hecho de que estas computadoras tienen micrófonos, sensores, y otros sensores y que les confiamos nuestros secretos más íntimos y datos más sensibles. No debemos olvidar que, en casi todos los casos, estas computadoras siguen siendo controladas, completa y definitivamente, por compañías en las cuales, muy pocos de nosotros confiamos del todo.

No estoy seguro de cómo lograremos cumplir esta tarea. Pero más de nosotros debemos pensar largamente y de forma creativa sobre este problema. Yo seguiré llamando a mi teléfono “mi computadora” como un primer paso, muy personal. He hecho esto la semana que pasó y ha llevado a conversaciones con conocimientos algo confusos.

Por supuesto, esto no hace que mi teléfono sea menos libre. Pero sí significa que estoy hablando más acerca de lo no libre que la mayoría de nosotros llevamos puesto en forma demasiado silenciosa. En este punto, eso parece un progreso.

[1] Como muchos defensores de software libre, mi teléfono también es una computadora que correo una combinación de software libre y no libre. Lo uso infelizmente y estoy haciendo lo que puedo para cambiar esto.

———-

Notas de Caro:

Entre los comentarios al post de Mako, encontré algo sobre el proyecto Replicant, que trabaja para que los teléfonos HTC Dream  puedan correr con software 100% libre. Necesitan desarrolladores… a ver si alguien se apunta.

Por otro lado, no sé si cuajará el asunto, pero hay alguna posibilidad de que la Universidad de Sao Paulo en Brasil, tome el proyecto del Freerunner como suyo. Leer más en LWN.