Para todo sirve la tecnología

El diario La Prensa, de Honduras, publicó la fotografía de Isis Murillo mientras era cargado después de que los militares golpistas le dispararan en la cabeza. La foto no muestra la sangre de su camisa y sobre todo, la sangre que brotaba de su cabeza. ¿Con qué se retocó? Con algún programa de cómputo. Para eso sirve la tecnología.

El mismo día, un joven comenzó a denunciar. Escaneó La Prensa. Luego la fotografió, para mejorar la resolución de la imagen. Para eso sirve la tecnología.

Un blog publicó la denuncia. Muchos leyeron. Muchos reprodujeron.Para eso sirve la tecnología.

El diario tuvo que publicar ambas fotos y pedir una disculpa (para eso no sirve la tecnología, hay cosas que no tienen remedio).

A Edgardo, de 16 años, mi más grande respeto por su denuncia. A la familia de Isis, no sabría qué decirle. Para eso, tampoco me sirve la tecnología, ni las lágrimas que lloro por Honduras.

Disculpa de La Prensa
"Disculpa" de La Prensa

Otras formas de Libertad de Expresión: La Visión desde las Organizaciones Sociales. Análisis de Casos.

Claudia Samayoa hace un reporte general de la situación de derechos humanos en los países centroamericanos.

Nuevos paradigmas de agresión

  • – Ley antiterrorista (Caso de Suchitoto, El Salvador)
  • – Ley anti ONG’s (Daniel Ortega, Manuel Zelaya)
  • – Otras formas de criminalización (varios casos donde se utilizan acusaciones de intento de asesinato o lesiones para inmovilizar las luchas sociales). En Guatemala los campesinos han sido acusados de terrorismo para deslegitimar la lucha por la tierra.
  • – La vulnerabilidad en el manejo de la información (allanamientos, ataques informáticos, escuchas)

Juanita Jiménez, Nicaragua

Desde el feminismo buscan la igualdad y la libertad para el goce pleno de la vida como mujeres. Libertad de expresión trasciende la labor de los medios de comunicación, va más allá del ejercicio de la libertad de prensa. Se ubican las investigaciones y mecanismos para difundir pensamiento por cualquier medio.

Como mujeres, promueven la ciudadanía activa desde los movimientos sociales (ejercicio de derechos, cumplimiento de obligaciones, procesos de educación, información, conciencia y construcción de pensamiento crítico, debates públicos sobre problemáticas sociales (gestoras de opinión pública).

La labor de denuncia de anomalías en el ejercicio de la función público y abusos de poder, ha sido un eje importante en el movimiento social nicaragüense.

El caso de Nicaragua

La lucha ha sido fuerte en los años 70 en contextos de dictadura y la revolución sandinista (que para algunos implicó la restricción de derechos).

Nicaragua ha sufrido uno de los deterioros más graves. Con los gobiernos neoliberales se había logrado alcanzar ciertos niveles, y ahora con la llegada del gobierno sandinista han tenido un retroceso.

Criminalización de los derechos civiles y políticos (se agrava a partir de octubre de 2007 se inicia investigación criminal contra defensoras de derechos humanos, por la penalización del aborto en Nicaragua, acusadas de apología del delito y otros cargos).

Persecución a medios de comunicación en represalia por ubicarse como adversario de la línea del gobierno actual

Ataques acusando de triangulación y lavado de dinero al movimiento autónomo de mujeres y CINCO. Levantamiento del secreto bancario a 300 personas de organizaciones sociales en menos de 24 horas, algo que refleja la pérdida de institucionalidad.

Acoso gubernamental porque no sólamente son cotroles legítimos sino que es un control específico a ciertas organizaciones. Se condiciona qué se considera como cooperación al desarrollo con base en un manual administrativo y no una ley.

Hay una ruptura de la institucionalidad democrática:

  • – Fraude en elecciones minucipales del 9 de noviembre.
  • – Han regresado al partidismo de hecho, sin pluralismo político.
  • – Hay un regreso de métodos violentos si hay oposición
  • – Centralización del poder con un modelo autoritario
  • – Sistema judicial como maquinaria de persecución
  • – Corrupción
  • – Clientelismo político

Guatemala

Defensoras de derechos hablan pero nadie escucha. No está bien decir que darles la voz. La voz la tienen.

La historia de comunicación social en la década del 70 buscaba encontrar mecanismos alternativos. ¿Qué pasó? La represión durante el conflicto armado generó:

  • – Restricción a periodistas (y esa situación continúa. Se mencionan casos recientes de asesinatos de periodistas relacionados con las luchas populares)
  • – Cierre a los medios alternativos. El ejército ocupaba radios locales durante el conflicto armado.

Monopolios escritos: cada vez que un periodista ha querido crear medios con algo de pluralidad le hacen boicto hasta que lo compran.

Control de editorialistas: lo que hacen es dejar que escriban algunos editorialistas de izquierda, pero controlados para que no les desequilibre la línea de opinión. En el caso Rosenberg, los editorialistas de izquierda que quisieron publicar algo contrario a la línea editorial, fueron bloqueados.

Radios comunitarias: 69 radios tienen procesos judiciales abiertas, justamente por parte de la fiscalía contra delitos contra periodistas. Las radios evangélicas a través de proyectos financiados en Estados Unidos, bloquean la señal de otras radios. No hay acceso para que cualquier persona tenga derecho a frecuencias radiales.

Dificultades de los defensores de derechos para vincularse con los medios.

Utilización de internet (hay partes del país sin acceso a electricidad, ausencia de cultura de uso de mensajes de texto por ejemplo, como mecanismo de información).

Comenta: Iduvina Hernández, SEDEM

Todo autoritarismo, venga de donde venga, independiente de su naturaleza ideológica o política, atenta contra la libertad de expresión.

Cada día, después de una etapa post-genocidio, estamos asistiendo al agotamiento del sistema político y del modelo económico.

Se nos plantea el reto de empezar a entender que la libertad de expresión es un derecho universal y no debe verse como exclusivo de los periodistas. Los defensores de derechos humanos no debemos negarnos la posibilidad de conquistar un espacio. No debemos darle el trabajo hecho a los periodistas.

¿Hacia dónde debemos caminar?

  • – “Creo que a pesar de todas las limitaciones que se han plateado, continuar en el ejercicio de expresarnos” y “generar mecanismos de protección”. Nuestra región es experta en este tipo de situaciones y el aprovechamiento de la tecnología para expresarnos de forma creativa.
  • – Radios comunitarias
  • – Medios de cable local
  • – Uso de celulares
  • – Uso de Internet
  • Pero también el teatro, la comunicación persona a persona como vía de expresión

—————-

Kemly Camacho de Sula Batsú comenta el caso de Costa Rica respecto al uso que se hizo de las TIC en el caso del referendo sobre el TLC en CR.

Seminario: Expresión y Comunicación en Centroamérica, medios para construir ciudadanía

Estamos en Ciudad de Guatemala, en el seminario organizado por HIVOS, Instituto Humanista para la Cooperación con los Países en Desarrollo, cuya misión es contribuir a la construcción de un mundo justo, libre y sostenible.

El primer Panel, simula un programa de radio, donde se habla del tema de Medios Masivos (contexto actual, retos, limitaciones, libertad de expresión)

Panelistas: Frank La Rue, Relator de Libertad de Expresión de la ONU; Gonzalo Marroquín, Director Editorial La Prensa Libre y Vicepresidente de la SIP; Ronaldo Robles, Secretario de Comunicación de la Presidencia; Enrique Álvarez, Director de Incidencia Democrática; Rosalinda Hernández, Periodista de La Cuerda; Carlos Chamorro, Director de CINCO.

Radios Comunitarias

Frank La Rue, desde la Relatoría de Libertad de Expresión de la ONU, uno de los ejes es que los periodistas puedan realizar su trabajo sin censura y sin peligro, pero tambiénel acceso.

Las leyes normalmente priorizan el tema de la comunicación como un tema comercial y no bajo el espectro de la libertad de expresión. La Rue plantea que es muy importante hablar de la distribución de frecuencias. Habla de la reciente ley aprobada en Argentina, donde se reparten el 33% para radios comunitarias, 33% medios estatales y 33% para medios comerciales. Enfatiza que debe haber independencia de los partidos y del gobierno y se debe dar financiamiento, para que no suceda lo que pasó con el Canal de Lenguas Mayas de Guatemala, al que dieron permiso de creación pero no financiamiento.

Libertad de expresión es diferente a libertad de prensa

Lo que denunciamos desde la Sociedad Civil se conoce poco. “Es una lástima que no está alguien defensor de la libertad de prensa como la SIP, porque lo que dice la SIP siempre se difunde” dice Rosalinda Hernández. Cuestiona directamente a La Rue, planteándole que el año pasado planteaba que había libertad de expresión en Guatemala, cosa que no existe en Guatemala porque predomina la idea de la información como mercancía y porque la sociedad civil no asume su potencial de convertise en sujeto político que presione para que los medios de comunicación muestre la realidad. La defensa mientras no existan actores sociales que se preocupen y defiendan la libertad, no existirá. La Rue no responde al cuestionamiento.

Principales problemas:

Marielos Monzón plantea ¿cuál es el papel del gobierno? En lo que algunos llaman “terrorismo mediático”. Del otro lado algunos dicen que el tema es sagrado y que en nombre de la libertad de expresión se puede hacer todo y no debe tener límites.

Carlos Fernando Chamorro ha hecho denuncias sobre Nicaragua. Plantea que es difícil generalizar, las situaciones de los países son distintas. En el caso de Nicaragua, el gobierno dice que quiere la democracia directa (todo elmpoder para el pueblo) pero no hay transparencia. El gobierno dice que va a enviar la información a través de medios “no contaminados” (medios ligados a la familia presidencial) y hacer un cerco a los demás medios.

Hay un clima de intimidación. Hay libertad de prensa porque ha habido resistencia a una política de intimidación. Fuimos objeto de un proceso de incriminación. Está entrelazado el derecho a la libertad de expresión con la libertad de asociación.

¿Hay terrorismo mediático?

Enrique Álvarez plantea que en problema parece generalizado. estamos a la merced de las interpretaciones que las grandes transnacionales nos quieren dar, por ejemplo, hablar de la precisión “quirúrgica” de los bombardeos en Irak. La libertad de expresión sólo se percibe desde el derecho de algunas personas a decir lo que les place pero no asumen responsabilidad por lo que dicen. En GT lo que sucede casi siempre es que lo público se reporta como algo sucio y eso limita la participación, el ejercicio político se reduce a grupos pequeños y hay dificultad para interpretar cuáles son los elementos de verdad proque se ataca de forma sistemática lo que los gobiernos hacen.

Medios públicos

Se le consulta a Ronaldo Robles, quien antes estaba en los medios y ahora está en el gobierno.

La experiencia de periodista me permite seguir defendiendo los mismo valores, el acceso a las fuentes y la posibilidad de manifestar puntos de vista y sobre todo, dar herramientas a la población para que puedan interpretar su realidad.

“Nosotros no tenemos nada en contra de los medios, pero no se comprende ni se dimensiona la responsabilidad que tienen los periodistas”.

Menciona el Diario de Centroamérica, en manos de Ana María Rodas. Es una apuesta difícil creer que los medios creados por el gobierno permiten libertad, de manera que incluso personas dentro del gobierno cuestionan para qué crear medios que se oponen al gobierno. Plantea que la apuesta se mantiene pero es un proceso y el objetivo de mediano plazo si las condiciones lo permiten, que se conviertan en medios con financiamiento público y la ciudadanía pueda elegir a quienes dirigen esos medios.

Acceso a medios masivos con contenido alternativo

Rosalinda Hernández: independientemente de diferencias, debemos partir de consideraciones generales. Hay avances, pero en Centroamérica hay países en los que los avances son muy pobres. Se ha negado el derecho a que la ciudadanía esté informada y pueda expresarse. Existe esa deuda histórica.

HIVOS está poniendo el acento en un reto mayúsculo. Sólo el 0.8% de la población en América Latina con población altamente empobrecida que no consume medios. Gente pobre que no tiene recursos para comprar medios y ¿qué hacer?¿es posible seguir conformándonos con radios comunitarias? Por eso no basta con que seamos periodistas que queremos escribir, sino que queremos que lo que escribimos llegue a la gente a la que queremos llegar, el mensaje crítico que se ha vedado. Los cambios sólo ls podemos hacer cuando asumimos la responsabilidad de defender la comunicación. Hay experiencias en donde los usuarios de los medios son capaces de defender lo que una escribe. La Cuerda es un medio que después de 12 años de pensar cómo habría un medio feminista en GT con una sociedad conservadora y sin embargo, ha seguido existiendo.

Carlos Chamorro, donde no hay Estados los medios públicos se convierten en medios al servicio del gobierno y donde no hay sociedad civil fuerte. En Nicaragua, donde la Casa Presidencial está en la misma sede del partido de gobierno ¿cómo puede haber separación? Donde no hay Estado es muy difícil que eso pueda funcionar.

El caso Rosenberg

Frank La Rue: Ese es uno de los ejemplos importantes. He insistido en que la comunicación del video fue un ejercicio de libertad. Esté uno de acuerdo o no. Es importante que se haya difundido, pero no se dio pluralismo. No se manifestaron diferentes posiciones, si efectivamente se creía que fuera una conspiración o no. La Rue plantea que no hubo posibilidad de acceso a distintas visiones sobre los hechos. Soy defensor de los medios públicos si y sólo si, hay independencia y si se promueve el pluralismo. Hay que trabajar en el tema de pobreza y acceso a medios, además del tema de género. La mujer tiene menos voz y tiene menos acceso a los hombres y eso tiene que ver hasta con el modelo de familia. Si no cambiamos para que las niñas tengan posibilidad de que se les respete una opinión. Realmente desafía al Estado en el tema de equidad.

Ronaldo Robles, acerca de la crisis, habiendo pasado un mes, pueden decir que se ha tratado de una gran novela donde hay manipulaciones, no se aportan pruebas, hay pasiones, no hay pruebas que sustenten pero mediáticamente se construyó esa verdad. Plantea que cada día vivimos en sociedades más simples (¿?) y plantea que debe haber autoregulación de los medios para que no se conviertan en jueces que acusan y envían a las personas a la cárcel, dando voz a grupos elitistas que responden a la lógica de ser parte de un sector empresarial, social y económica que quiere imponer una historia. Pero la historia va saliendo a flote y ahora, la columna de Marielos Monzón .

Preguntas:

¿Usted cree que Rosemberg se suicidó?

Ronaldo Robles: No lo sé. lo que se está estudiando es su personalidad, qué pasaba al momento de la grabación del video y hay muchos cuestionamientos.

¿Qué hacemos con el enorme poder desestabilizador de los medios?

La prensa debe generar sus códigos de ética. Los medios tradicionales representan intereses económicos pero ellos también tienen libertad. Por eso insistimos en que los sectores más pobres tengan esa posibilidad. No es en la censura.

El combate a los monopolios debe realizarse.

Carlos Chamorro: no debe haber leyes específicas. El problema de monopolios se resuelve con leyes normales anti monopolio. El poder excesivo de la prensa no se resuelve estableciendo mecanismos de control.

Alternativas para organizaciones (Rsalinda Hernández)

Las organizaciones deben tener un área de comunicación para tratar de incidir y superar las limitaciones. Los periodistas están hablando de cifras pero no se atreven a decir que el 80% de esas mujeres asesinadas por violencia de género, fueron asesinadas por un compañero de vida. Habría que hacer campañas para denunciar quiénes son los agresores y dejar de poner en el centro a la víctima.

Estrategia del Estado para la ley de acceso a la información en las lenguas mayas:

hay un absurdo porque no se asignan los recursos. El Estado no tiene suficiente capacidad y el Congreso no asigna fondos.

Joven twittero

“una persona sacó dinero del banco e invitó a las personas a que sacaran su dinero”. Explica sobre la ley que tipifica. Con esa ley yo puedo estar en desacuerdo personalmente y si se trata de una situación donde se violaron los derechos a la libertad de expresión, yo puedo pensar que sí pero como funcionario no soy quien debe cuestionar ese tema.

¿A qué se refiere con que vivimos en una sociedad cada vez más simple?

Lo correcto es una sociedad más superficial y lo que uno ve en la televisión se convierte en la realidad.

El caso Jeanfer y sus implicaciones para la libertad de expresión en la Internet

censura-en-internetNo sé qué haría yo si estuviera en el lugar de jeanfer. Desde la comodidad de mi hogar, usando mi compu como todos los días, pienso que exigiría que no paguen la fianza. Claro, tampoco sé cómo es la celda donde está, con quiénes lo colocaron, qué tipo de amenazas está enfrentando. Entonces es fácil para mí sostener que si se paga la fianza se está perdiendo una batalla importante y que lo que habría que hacer es lo que han hecho muchas veces los campesinos en las comunidades: cuando arrestan a un compañero, acampan afuera del lugar de detención hasta que lo liberen.

El caso de Jeanfer (y si no saben de lo que hablo, pueden ir a leer las noticias guatemaltecas sobre un guatemalteco, que ha sido arrestado bajo cargos de promoción de pánico financiero por expresar una opinión). Me pregunto cuántas veces hubieran podido arrestarme por la forma en la que expreso mis opiniones en los blogs, en identi.ca o en cuanto espacio de expresión haya en la Internet y fuera de ella.

Es muy grave lo que está sucediendo. Creo que es parte de la campaña que desde hace mucho tiempo han iniciado los enemigos de la libertad que abundan en todas partes (corporaciones de software, casas disqueras, industria cinematográfica, gobiernos represores de derecha, izquierda y centro, corporaciones patentadoras de semillas y últimamente hasta la Organización de Naciones Unidas en la voz de su “experto en terrorismo” ). En Jeanfer y en este caso, se juega mucho de lo que hasta ahora hemos concebido como libertad de expresión y participación política usando las nuevas tecnologías de información y comunicación.

En Twitter y en Identi.ca las personas usuarias han abarrotado esas redes con los mensajes etiquetados con #freejeanfer #escandalogt en apoyo e incluso, con réplicas exactas del texto que llevó a Jeanfer a la cárcel. También están realizando una colecta para pagar los 50 mil quetzales de fianza. Se están recogiendo firmas en Petition Online.

La abogada mexicana Ivonne Muñoz, en su blog de derecho informático expone las razones por las cuales la detención es ilegal (más allá de lo ético): “Este caso debe ser entonces analizado más que nada por el entorno actual que origina este mensaje, se lee más como una reflexión personal sobre la situación que se vive con los bancos en Guatemala y no como una insinuación, invitación, convocatoria, o.. como diriamos los abogados: apología del delito” dice Muñoz.

Y aunque Muñoz hace un buen análisis, sus conclusiones son apresuradas: “Empezar a borrarnos la idea de que Internet es libre y por lo tanto se puede realizar cualquier cosa”. No es la Internet la que es libre, comos nosotros, ciudadanos y no ciudadanos, poseedores de derechos y deberes, quienes somos libres. La Internet es un espacio de comunicación, de compartir, de creación y nos corresponde a nosotros como personas, defender nuestra libertad dentro y fuera del ciberespacio.

Hay muchos elementos que aportar y plantear. Los términos de uso, tanto de Twitter como de Identi.ca plantean que ante órdenes judiciales, deben dar la información privada de sus usuarios. ¿Hubo una orden en este caso? ¿solicitaron a Twitter la información? ¿está el estado guatemalteco monitoreando las comunicaciones en la Internet de todos sus ciudadanos? ¿rastrearon a Jeanfer por su dirección IP y con eso lo encontraron?

Más allá de eso, el punto central está en cómo, expresar una opinión crítica acerca de la vida política de un país (sea que estemos o no de acuerdo con ella) se convierte de pronto en un delito. No falta poco para que decir algo como “odio a los hermanos Arias… ¿por qué no les pasará un camión por encima?” se considere una amenaza de muerte.

Pero este caso muestra además, cómo existe una desconexión entre la población no organizada y las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en derechos humanos. Es una desconexión en ambas vías. Hasta ahora, no se han levantado las voces organizadas en Guatemala frente a este caso, pero los Twitteros tampoco han ido a tocar las puertas de la relatoría de la libertad de expresión de la de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) OEA en Guatemala , de la Procuraduría de Derechos Humanos, de las muchas organizaciones que existen en ese país.

Es grave también, que los medios que consideramos “alternativos” no estén denunciando ni reportando este caso. No hay nada en Cerigua, no hay nada en El Faro, no hay nada en Informa-tico ¡No hay nada en Fusil de Chispas! Eso podría indicar, que los medios de comunicación “alternativos” en Centroamérica, están bastante dormidos respecto a las amenazas que se ciernen sobre ellos. Las búsquedas sobre el tema arrojan solamente posts de blogueros y las noticias de Prensa Libre en Guatemala. Al parecer, los nuevos medios aún se parecen demasiado a los viejos.

Y para empeorar las cosas, el caso Jeanfer deja bastante claro que el conocimiento legal, el que tienen los abogados, no está a nuestra disposición cuando los necesitamos. Ya casi, casi, estoy pensando en entrar a estudiar derecho, porque me temo, que en los próximos años, vamos a tener muchos casos más como éste y si seguimos pagando la fianza, estaremos asumiendo culpabilidad y permitiendo que la gente olvide.

———————-

Al momento de publicar este post, Jeanfer acaba de ser liberado. Ahora segurá bajo arresto domiciliario.  www.prensalibre.com

Cerigua publicó posteriormente dos notas sobre el tema:

Defienden libertad de expresión de internautas por arresto de twittero

Twittero es liberado con apoyo de cibernautas, familiares y amigos

La Guerra contra el Compartir: ¿Por qué le importan a la FSF las demandas de la RIAA*?

Esta es una traducción propia del artículo llamado “The War on Sharing: Why the FSF Cares About RIAA Lawsuits” publicado en Torrent Freak el 13 de mayo de 2009. Las siglas RIAA se refieren a la Asociación Americana de la Industria Disquera, de Estados Unidos (Recording Industry Association of America). La nota de Lawrence Lessig la agregué yo.

El artículo fue escrito por John Sullivan de la Free Software Foundation.

——————————————————

La Guerra contra el Compartir: ¿Por qué le importan a la FSF las demandas de la RIAA*?

Por John Sullivan Operations Manager, FSF. Traducción (libre): Carolina Flores

Aquí en la FSF nosotros no hacemos mucha música, así que es natural que la gente se pregunte por qué la FSF ha estado apoyando a individuos que han sido blanco de demandas iniciadas por la Asociación Americana de la Industria Disquera (RIAA). Más recientemente, nosotros abrimos un expediente *amicus curiae* en el caso de *Sony BMG Music Entertainment, et al. v. Joel Tenenbaum* mostrando que la teoría de la RIAA sobre el daño estatutario (ver nota 1) es inconstitucional.

Algunos preferirían que nos abstuviéramos de pelear estos asuntos, sugiriendo que son una distracción del capítulo central de la FSF. Pero el oponernos a eso es de hecho una parte importante de nuestra misión de apoyar el software libre. Primero, porque esas demandas representan un intento claro de reescribir la ley de derechos de reproducción (copyright) amenazando con dañar las metas más importantes del movimiento de software libre. Segundo, una minoría en la industria del entretenimiento usa estas demandas como garantías para justificar la tecnología DRM y otras medidas para controlar el flujo de información por medio de la Internet. Tercero, si no hay oposición, estas demandas crean una cultura en la que las personas tienen temor de compartir, tomando el compartir como hurto.

En su respuesta a nuestro escrito, la RIAA dice, “La FSF no es un amigo neutral de la Corte. Más bien, la FSF es una organización dedicada a eliminar restricciones al copiado, distribución y modificación de programas de computadoras, propiedad intelectual clásica, así como las grabaciones de sonido que son asunto de este caso”. No queda claro cuál es el objetivo legal que los abogados de la RIAA, de las firmas Holme Roberts & Owen and Dwyer & Collora creen que están logrando con este ataque. La razón por la cual las organizaciones envían esos escritos es porque tienen interés en las resoluciones de un caso. William Rehnquist definió el *amicus curiae* como, “una frase que literalmente significa “amigo de la corte” -alguien que no es parte del litigio, pero cree que la decisión de la corte puede afectar sus intereses”.

Pero aquí, es el interés público lo que estamos defendiendo, no el propio. Así como no estamos de acuerdo -como la RIAA argumenta- con que seamos más “virulentos” que una organización que intimida a todos, desde los más viejos, pasando por los estudiantes universitarios, hasta los severamente lisiados; para que entren a pagar su dinero o hacer frente a los gastos devastadores de defenderse contra procesamientos injustificables en jurisdicciones lejanas, la RIAA dice lo correcto cuando plantea que la FSF tiene una posición acerca del copyright. Aunque estamos preocupados principalmente, no por la música, sino por cómo el software puede ser elaborado y compartido para beneficiar y empoderar a todos, eso no significa que el impacto de las acciones de la RIAA se limiten a la distribución de música. Sus demandas son una campaña deliberada para reescribir las leyes de derechos de reproducción (copyright) usando las cortes. Están intentando sentar precendentes que afectarán todos los trabajos que estén bajo el régimen de las leyes de derechos de reproducción (copyright), incluyendo el software.

La RIAA, la cual en su campaña de litigio representa exclusivamente a EMI, Sony Music Entertainment, Universal Music Group, Warner Music Group, y sus afliadas, quisiera cambiar los derechos de reproducción (copyright) por un derecho ordinario de propiedad física. Por medio de estas demandas, busca establecer un control casi permanente sobre todos y cada uno de los usos de las grabaciones que sus miembros distribuyen, expandiendo el poder de los dueños de derechos de reproducción (copyright) para incluir cosas que no son parte del corpus existente de leyes y extraer penalidades financieras de la mayoría de individuos indefensos acusados de desobedecer.

Pero los derechos de reproducción (copyright) no son ni tuvieron la intención de ser así. De hecho, los derechos de copyright requieren que el público renuncie a algunos de sus derechos, tales como la libre expresión y la libre asociación, en aras de promover otro de sus intereses fundamentales -el progreso de las ciencias y las artes útiles. En el trabajo “Malinterpretando los Derechos Reservados” (Misinterpreting Copyright), Richard Stallman, presidente de la FSF, describe una analogía entre esta compensación y las adquisiciones del gobierno. Cuando se realiza cualquier tipo de compra para hacer obra pública, el gobierno busca (aún cuando no lo haga perfectamente) minimizar la cantidad de dinero de los contribuyentes que gastará para obtener los bienes que necesita. Esto significa que se pagará un precio que los proveedores encontrarán aceptable, al tiempo que se evitará ser amedrentado por aquellos proveedores que argumenten que los bienes valen más de lo que realmente cuestan. Cuando la marina de guerra estadounidense fue acusada de pagarle a Lockheed $640 por cada inodoro para algunos de sus aviones, es comprensible que la gente estuviera furiosa, porque el gobierno había despilfarrado los fondos públicos.

En el caso de los derechos de reproducción (copyright), lo que el gobierno está gastando es la libertad de la gente, para obtener réditos para los bienes públicos culturales y científicos. Ahora mismo, los gobiernos están despilfarrando esa libertad. Están gastando muchísimo y recibiendo muy poco como retribución. Muchos autores y artistas le están diciendo al gobierno que los trabajos pueden hacerse sin semejante gasto. El movimiento internacional de software libre ha estado proveyendo esto por varios años ya, habiendo producido exitosamente un sistema operativo completamente funcional en GNU/Linux, el cual puede ser usado, compartido y mejorado libremente, por cualquiera que quiera hacerlo; y más recientemente ha habido gente haciendo cosas similares en enciclopedias, libros de texto y el mundo de las artes (incluyendo la música).

Previamente, debido a que se requería equipo grande y caro, los lectores y escuchas normales no tenían los medios para hacer copias fácilmente. Los derechos de reproducción (copyright) restrictivos no les afectaban negativamente. Pero ahora, porque mucha gente tiene la posibilidad de ejercitar fácilmente su libertad, la carga impuesta por las restricciones de copyright en nuestra sociedad se ha vuelto inaceptablemente pesada. Así como estas restricciones han llegado a ser muy pesadas, se han vuelto menos necesarias (el costo de hacer publicaciones es mucho menor ahora, se requiere menos incentivos). En lugar de aceptar esto, el gobierno se ha colocado en el lugar de los que con avaricia, a la manera de los que vendieron los inodoros de $640, ven una oportunidad de congelar lo que se trata de una contingencia y una consecuencia del negocio, en un derecho permanente y natural para ellos mismos, expandiendo los poderes de propiedad bajo la ley de derechos de reproducción (copyright), más allá de sus fronteras actuales e históricas.

En los Estados Unidos, la nueva administración sigue parcializado en contra de la gente. El vice presidente Joe Biden recientemente habló en una actividad del MPAA (Motion Picture Association of America), adoptando el lenguaje de “piratería” de la industria cinematográfica, diciendo “Es hurto puro”. Biden también le aseguró a la MPAA que el Presidente Obama encontraría el zar apropiado para los derechos de reproducción (copyright). Su actitud no es sorprendente, dada su actitud impaciente como senador, para patrocinar y apoyar la legislación impulsada por la RIAA. Fue él, después de todo, uno de los senadores estadounidenses invitados a tomar la champaña de celebración de la Digital Millennium Copyright Act (DMCA) auspiciada por la MPAA, RIAA y la Business Software Alliance. Obama mismo ha llamado a Tom Perrelli y Donald Verrilli, ambos antinguos abogados de la RIAA, para que ocupen cargos en la Produraduría General de la República.

Si vamos a lograr leyes de derechos de reproducción (copyright) que sean sensatas, tenemos que evitar la confusión entre la institucionalización de la avaricia corporativa y las artes. De hecho, al parecer la mayoría de los artistas está en desacuerdo con la RIAA. Artistas de Sony han reportado gana apenas $0.045 por cada canción vendida en iTunes y la mayoría de ellos nunca recibirán ni siquiera eso de parte de Sony. Como un ejemplo dentro de muchos, la cantante Courtney Love responde a los cargos de piratería diciendo: “¿Qué es piratería? Piratería es el acto de robar el arte de un artista sin intención alguna de pagar por ello. No estoy hablando del software tipo Napster. Estoy hablando de los contratos de las compañías disqueras más importantes”.

La RIAA no cesa en manipular la ley de derechos de reproducción (copyright) para dañar a los artistas y al público. También usan sus demandas como palanca para argumentar por el control sobre cualquier tecnología que pueda ser usada para distribuir música. Por ejemplo, han presionado para que se requiera que todos los puntos de acceso de conexión inalámbrica a Internet sean cifrados y cerrados, para restringir tecnologías como BitTorrent y otras formas de distribución entre iguales (peer-to-peer), para imponer topes al ancho de banda a los usuarios domésticos de Internet y para monitorear el tráfico por medio de los proveedores de servicios. Esos esfuerzos dañan directamente al software libre. Porque los desarrolladores de software libre alrededor del mundo trabajan de forma colaborativa y dependen de las redes de libre distribución para mover el software, datos y sus conversaciones. En particular, la tecnología peer-to-peer hace que esto sea más sencillo y más barato para personas que tienen menos ancho de banda disponible, y por lo tanto, es un medio poderoso de impulsar la distribución del software libre y los esfuerzos por su amplio desarrollo.

La RIAA hace nuevos ataques al software libre cuando usan estos casos de compartir archivos como arma para defender la Digital Millennium Copyright Act (DMCA). Fue la RIAA la que atacó al científico de Princeton Ed Felten por querer publicar información matemática útil, porque su información de utilidad general podía ser usada para descifrar su esquema específico DRM. Sony no vio problema alguno en instalar secretamente herramientas en las computadoras de los usuarios, para permitir el espionaje entre ellos y bloquear ciertas actividades. Estos esfuerzos por volver a las computadoras en contra de sus usuarios y por restringir la información técnica son claramente incompatibles con el software libre. Si permitimos que la RIAA gane indignantes daños en estas demandas, estamos permitiéndoles que fabriquen evidencia de pérdidas debidas a copias illegales, las cuales después serán usadas para exigirle al Congreso, mayores controles sobre nuestra tecnología.

Entre el gobierno y el público, las demandas de la RIAA crean una cultura que enmarca estos asuntos en términos que hacen más difícil que el software libre tenga éxito, al crear una cultura que tenga temor de compartir. Esto lleva a la confusión como en el reciente caso de una maestra de escuela que asumió que un estudiante que estaba entregando discos de GNU/Linux en clase, estaba quebrantando la ley. Apenas se le puede culpar a ella por tener esta impresión, si las demandas de la RIAA y la propaganda constantemente permea los medios de comunicación, empujando a que todos asuman que compartir está mal a menos que se diga lo contrario.

El enfoque que la RIAA hace de este asunto como “propiedad intelectual” es otra forma clave de difundir este miedo. Citan nuestra oposición a este concepto en su respuesta a nuestro escrito, y están en lo correcto. El uso del lenguaje de “propiedad intelectual” amenaza con minar el movimiento de software libre. El término agrupa conceptos disparatados como derechos de reproducción (copyright), patentes y marcas registradas, las cuales, legalmente son distintas. La RIAA quisiera agruparlos porque haciendo eso aumenta el tamaño de extorsión que pueden obtener. Al dibujar una analogía con la propiedad física, borran las historias existentes detrás de esas áreas específicas de la ley y racionalizan los daños obsenos que están solicitando. Complica la discusión de estos temas de manera que no se encuentren buenas soluciones y si se usa en lugar de una discusión clara acerca de derechos de reproducción (copyright) en el terreno de la música, entonces la gente lo aceptará de igual manera cuando se discute de software.

La nota al pie es que por el arte, así como por el software, la ley sensate de derechos de reproducción (copyright) debe facilitar y promover el compartir, para que todos se puedan beneficiar de lo que se produce y participar de forma significativa en la producción. Para el software, la manera más sencilla de compartir, es poner el código en el dominio público y no requerir de ninguna licencia de usuario final (End User Licensing Agreement (EULA)) o patente. Cualquiera puede estudiar y usar el software, hacerle cambios al mismo y redistribuir las versiones que se cambiaron a quien se quiera. Sin embargo, esto deja la puerta abierta para que otra gente use el copyright para hacer algunos cambios a ese software y eliminar la libertad, redistribuyendo sus versiones sin las libertades que estaban originalmente ahí. La ley de derechos de reproducción (copyright) permite que la gente haga un rol de intermediario así, interceptando los trabajos que tenían la intención de ser libres y convirtiéndolos en programas propietarios para controlar a los usuarios.

Para asegurar que el software escrito para ser libre permanezca libre, la FSF usa una licencia de derechos de autor llamada la Licencia Pública General GNU (GNU General Public License (GPL)). La GPL dice que cualquier persona es libre de usar, copia, cambiar y distribuir las versiones modificadas del software al que está ligada la licencia, siempre y cuando traspase las mismas libertades a cualquiera que reciba el software. La GPL puede hacer esto porque la ley de derechos de autor le da a los poseedores del derecho reservado la autoridad de delinear esos términos. En lugar de usar esa autoridad para hacer ilegal el copiado, la FSF usa esa autoridad para hacer ilegal que sea ilegal hacer copias.

A pesar de esto, la FSF continúa trabajando para reducir el poder de las restricciones que imponen los derechos de reproducción (copyright), al pelear contra estas demandas, entregando escritos en casos específicos y recolectando contribuciones para el RIAA Expert Witness Fund (Fondo para Testigos Expertos sobre la RIAA). No tenemos la intención de dispararnos en nuestro propio pie apoyando propuestas para reducir el alcance de los derechos de reproducción (copyright), los cuales podrían debilitar la forma en la que la GPL protege la libertad, sin debilitar al mismo tiempo, la forma en la que compañías como Microsoft y Apple lo usan como un arma para arrebatar la libertad *. Pero tampoco vamos a apoyar el abordaje expansivo de la RIAA para dar más poder a los dueños de derechos de reproducción (copyright) a costa del público, con el argumento de que eso “fortalecería” la GPL. No aceptaremos perder la GPL como un escudo efectivo a menos que sea parte de un plan confiable que haría el software libre en general. Pero tampoco lo confundiremos con la meta final, que es lograr un mundo donde la gente no sea llamada criminal cuando quieren saber qué es lo que está haciendo el software ahora en su computadora, o por compartir una copia con sus vecinos, o para mejorarlo y compartir sus mejoras.

Ejecutivos como Rolf Schmidt-Holtz de Sony Music Entertainment deben recibir el mensaje y echarse para atrás. A pesar de que dijeron en diciembre, que detendrían las demandas contra indoviduos, la RIAA ha interpuesto 62 demandas más sólo en el mes de abril. Los ciudadanos están cansado de ver cómo sus gobiernos malgastan su libertad para enriquecer a estas millonarias corporaciones y están cansados de ser intimidados. Continuaremos nuestro trabajo para apoyar esta oposición a la Guerra contra el Compartir y para restablecer o reemplazar la ley de derechos de reproducción (copyright) para lo que se proponía, el progreso en la ciencia y las artes para todos.

CC-BY-ND

Nota:

1. Lawrence Lessig dice acerca del daño estatutario: “Para casos de “violaciones voluntarias” la Ley de Copyright especifica algo que los abogados llaman “daños estatutarios”. Estos daños permiten que el dueño de un copyright reclame 150.000 dólares por cada violación”.

* Esta sección fue especialmente difícil de traducir. El texto original dice: “We do not intend to shoot ourselves in the foot by supporting proposals to reduce the scope of copyright that would weaken the way the GPL protects freedom without simultaneously weakening the way companies like Microsoft and Apple use it as a weapon to take away freedom”. Si usted piensa que ka traducción tiene fallos, por favor deje un comentario para que podamos mejorarla colectivamente.

Si tan sólo pensaran antes de hablar…

Como sigamos fiándonos de estos “expertos” y sus asesores poco brillantes… pronto nos van a decir que las calles e las ciudades sirven a los secuestradores para efectuar sus crímenes…

Internet es una “herramienta clave” para los nuevos terroristas

Dice Mike Smith, flamante señorón de la ONU: “Los terroristas utilizan (Internet) para difundir su ideología, reclutar, entrenar y motivar a sus activistas, planificar sus ataques y comunicarse entre ellos por encima de las fronteras”

Yo pensé que eso se llamaba LIBERTAD DE EXPRESIÓN… es como la democracia… cuando “el pueblo” elige e alguien que te gusta, eso se llama democracia… cuando no… se llama Venezuela.

¿De dónde? ¿De dónde sacan asesores éstos señores?

OJO: no me hace gracia la noticia… Una declaración así y mañana alguien me toca la puerta de la casa por escribir esta nota.

“…they have tasted power…”

Hasta ahora encontré las notas que tomé en la conferencia que Alejandro Piscitelli compartió en la Fundación Omar Dengo hace poco más de un mes.

La conferencia fue una delicia, la verdad… algún día que tenga más tiempo trataré de comentarla más extensamente… sobre todo ahora que compré su libro Ciberculturas 2.0

Este video me impactó mucho. De hecho pienso usarlo en noviembre cuando presente una ponencia acerca de usos liberadores de la Internet en el IX Congreso Internacional de Psicología Social de la Liberación, a realizarse en Chiapas… sólo espero encontrar la versión subtitulada algún día…

En todo caso, para quienes mastican más o menos el inglés ¡que lo disfruten!