espantando brujas









tomaron hilo
aguja corduroy
enhebrador
y dedal


encendieron la lámpara
una puntada ella
otra puntada él
cuatro puntadas ella
una puntada él
muchas puntadas ella
zig zag
zig zag
zig zag


confiando en la hermosura
de su obra maestra
ella rompió sus espejos


él confundió su reflejo
y se vistió
con las costuras
hacia afuera


porque el revés del amor
no es el odio
es el miedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *