Ojo con las pulgas que saltan entre listas

Hace días, me anda rondando una preocupación. Es como un mosquito que me suena en la oreja a las dos de la mañana.

Como nos pasa con todo, quienes estamos en esto de tratar de cambiar las cosas, tropezamos constantemente con el asunto de la representatividad, la democracia, la horizontalidad, diversidad y todos esos rollos. Por querer que quepamos todos y todas (como debe ser) nos desgastamos en discusiones eternas que muchas veces, nos alejan mucho del objetivo que inició todo el intercambio.  Dicen que hay una manera de resolver eso… pero ese tema no es para este blog.

Lo que sí es tema de este blog es ¿qué hacemos con los «incendios» en las listas de usuarios? Moderar, esa es la respuesta sencilla (como si fuera fácil moderar sin reprimir).

En las últimas semanas, dos listas ticas han sufrido lo que yo denominaría ataques o boicots por parte de los usuarios que comúnmente se llaman «trolls».  Una lista tiene un moderador nombrado. En la otra, hay un equipo que ataja las bolas y trata de detectar incendios antes de que ocurran. Dio lo mismo. En una, el moderador reaccionó demasiado tarde y en las dos, se terminó ejerciendo una mano dura pareja, sancionando a quienes no debían ser sancionados (al menos no, si los moderadores hubieran actuado a tiempo).

Pero el punto que quiero escribir no es el del moderador. No es fácil esa tarea y es normal que en medio de un desastre, no sepamos reaccionar en frío con la cabeza en el mejor lugar (una cosa es lo que yo diría como Carolina y otra, lo que puedo decir cuando estoy moderando la lista). Lo que me preocupa y me interesa es la facilidad con la cual, nuestras listas de usuarios y todo el trabajo que ha implicado construirlas, mantenerlas, darles cierto carácter y modalidad de trabajo,se puede ir a la basura en una tarde por la mala intención de una persona que está inscrita.

Es una cadena de acontecimientos que inicia con una mala respuesta o una intervención que rompe con el ritmo y desata reacciones apasionadas. La mayoría de nosotros no controla sus reacciones y entonces responde de mala manera (aunque no tuvo la mala intención que inició todo). El moderador no interviene y deja que la conversación siga su curso (por el asunto de la participación libre y todo el debate democrático) y al final, cuando interviene, ya es muy tarde y tiene que bloquear correos. Todos, todos los usuarios, terminamos perdiendo tiempo valioso en leer, contestar o (los más prudentes) borrar los correos que vienen y van entre quienes defienden a uno, quienes piden que se saque a otros, quienes se enojan porque sacaron a su amigo, quienes ven oportunidad de sabotear, etcétera… Mientras tanto, usuarios nuevos, esas personas que buscaban ayuda y a las que les dijimos que el software libre era cuestión de solidaridad… huyen de la lista (y ¿quién sabe? hasta del SL). Nos vemos mal… se nos cae el sueño… y todo por una persona que se dedica a torearnos y después se queda al margen mirando su gran obra.

Yo misma, acabo de descubrir hoy, que el «troll» que incendió una lista la semana antepasada, fue el que me hizo de-suscribirme de ella. Es una pena que yo haya abandonado una lista -que de hecho es donde inicié mis pasitos- por la mala intención de un sólo usuario… pero es claro que hay un problema serio si ese mismo usuario es el que genera la salida de muchos otros más, casi un año después. Lamentablemente, vamos a tener que trabajar más en detectar a los que quieren boicotear y sacarlos. Después, dejar que hablen, que digan que no hay espacio, que somos unos tiranos… etcétera, etcétera… porque sí, aunque me cueste decirlo, hay que banear usuarios y hay que hacerlo pronto y cuantas veces se abran una dirección para inscribirse. Pero también tenemos que aprender a contener y a diferenciar entre quienes no supieron controlarse y reaccionaron al provocador… porque su bloqueo son el premio que obtiene el que inició el fuego.

SL-Centroamérica ¡qué tuanis!

En las últimas semanas, he tenido excelentes encuentros con la comunidad centroamericana de Software Libre.

Nicaragua, Nicaraguita #

Participé en el FLISOL de Managua, Nicaragua. Los amigos y amigas de GulNic me recibieron como parte del equipo. Debo agradecer especialmente a Norman (nOrman), Diana (dach), Victoria (vixzel), Jimbo (Jimbodoors), Leandro (Leogg), Denis (?), Fitoria (?), Gerald (?), su esposa (?) y a todos los demás amigos que me acompañaron.

Los compas de Nicaragua me dieron la oportunidad de presentar una charla, así que pude representar a la Red Costarricense de Software Libre con la conferencia: «Para cambiar el mundo, debemos cambiar de software«. *

Y para que no se piense que somos geeks sin diversión ni poesía… el FLISOL terminó con una fiesta cervecera, guitarras, cantada y todo… Y el domingo, nOrman y Vixzel me llevaron a Masaya y Granada… donde nos tropezamos con elotes, vigorones, cerámica de San Juan de Oriente y una pianista maravillosa tocando un piano con un letrero que dice: «»Nosotros los pianos somos muy delicados y difíciles de reparar cuerdas rotas. Regalamos melodías con caricias. Si usted no sabe acariciar un piano, por favor no me toque. Gracias».

Los guanacos comelotodo+ (o las 10 pupusas que se comió el gato)

Tuve el gusto de que me recibieran los compas de LinUES. Pude conocer a David (neomish), Manuel (Neozero), Gaby,  Milton, Roger y otros que tampoco recuerdo con nombre (mi memoria se me llena fácilmente y ya no venden de la que traigo de fábrica). También conocí a Celvin de GNUsal y pude encontrarme con Tato, Fluxrock (creo que el nick me lo aprendí mal :S) y el Churro de Debian El Salvador.

Los compas salvadoreños me ayudaron a convocar a la charla: «Pongámonos las pilas» (basada en el folleto del mismo nombre, que trata sobre sensibilización sobre el manejo seguro de la información y el uso de herramientas de software libre para seguridad). La sala estaba bastante llena y aunque la mayoría de la audiencia ya conocía de software libre, espero que al menos sirva de algo escuchar a una psicóloga/comunicadora/no- informática exponiendo sobre esos temas.

Obsequiamos copias de la segunda edición del folleto y del cd NGO in a Box, edición de seguridad (que también estrena segunda edición, mucho más completa y con guías muy útiles).

El viaje incluyó visitas familiares 😉 y búsquedas desesperadas de ceviche sin cebolla… lo que nos deparó la apertura de una cevichería donde nos dieron cerveza y comida gratis… (al Churro, Tato y a Posada, que apareció fugazmente).

El caso es que de ambos países, no me quería ir… extraño mucho a mis compañeros y compañeras de la red tica pero bien podría exportarme a Managua o San Salvador… todo parece indicar, que en el Primer Encuentro Centroamericano de Software Libre no sólo aprenderemos mucho, sino que también vamos a pasarla muy bien.

Hace pocas semanas, también pude conocer personalmente a algunos de los amigos de lugUSAC de Guatemala (a Josué, Tuxtor, Luis y ChamanGT)… y la verdad es que hay que decirlo:

SL-Centroamérica está llena de gente tuanis.  Sólo me falta ir a buscar de nuevo a los hondureños (tal vez si me orienta la Helen ya no me llevo chascos).

400px-slca-new1

# De la canción de Carlos Mejía Godoy. En video aquí.

* La presentación está hecha con OpenOffice y está comprimida con la extensión Sun presentation minimizer Usualmente la hubiera exportado como pdf pero la verdad, tengo un bug… y admeás lo mejor es que descarguen el OpenOffice y de paso, descubran algunas de sus muchas ventajas.

+ Del Poema de Amor, de Roque Dalton (lo encuentran al final).