Ni los crackers son una galleta, ni los hackers son delincuentes

Esta semana, hubo un gran revuelo en Costa Rica porque el sitio web de la Asamblea Legislativa fue intervenido por algún cracker. No sólo cambiaron el destino en su nombre de dominio (que implicaría un nivel «superficial» de intrusión). Alguna gente dice que se ingresó hasta el servidor donde el sitio está alojado (situación que sería mucho más grave).

Ya hace unos meses, al sitio web de la Casa Presidencial le sucedió lo mismo. En esa ocasión, quienes administran el sitio web y los servidores se lavaron las manos culpando al software utilizado (Joomla). Eso es suficientemente absurdo para una causal de despido, pero ya sabemos cómo funcionan las cosas con los sitios web de gobierno: son los más feos del mercado y por mucho, los más caros. El de la Asamblea, ya sabemos cuánto costó pero ¿los demás?

En esta y otras ocasiones, los medios de comunicación siguen repitiendo el mismo error: llaman hacker a lo que en realidad es un cracker. Y lo peor, es que el error es general. En BBCMundo en el 2008 se publicó un artículo clarificando el término:

«la frase «pirata informático» se aplicaría más bien al término «cracker» que, según el Archivo de jerga de los hackers, es un «entrometido malicioso que se la pasa husmeando para descubrir información confidencial»..» (¿Qué es un hacker?)

Y aún así, siguen usando mal la palabra hacker. Lo mismo sucede en La Nación en Costa Rica, pero eso no debería sorprendernos. En el Fusil de Chispas, sí. Se supone que las personas más jóvenes o mejor informadas que estamos en contacto con la tecnologías de información y comunicación, damos charlas y escribimos sobre estos temas, debemos ser parte del cambio al compartir conocimientos.

Sobre todo, quienes nos maravillamos con la Internet y las posibilidades que nos ha brindado, debemos estar muy agradecidos y agradecidas con todos esos hackers de la Universidad de California (en Los Angeles y Santa Bárbara), Universidad de Stanford y Universidad de Utah, que inclinaron la balanza hacia su propuesta cultural de descentralización, desconfianza hacia las autoridades, anarquía cooperativa y la propuesta de que toda la información debe ser libre (lo que se llama «Cultura Hacker»). De no ser por estos atrevidos y locos genios, la Internet habría sido uno más de los experimentos que están en manos de la «inteligencia» militar y sería un servicio privado… algo que por cierto, se está intentando ahora y otra vez, es a los y las hackers del software libre, hardware libre y conocimiento libre a quienes debemos agradecer que sigan dando esa lucha.

Resumiendo: cada vez que leamos o escribamos sobre «hackers» preguntémonos a qué nos estamos refiriendo y si el término está bien empleado. De otra manera, estamos haciéndole favores a los dinosaurios que pretenden que seamos autómatas con la tecnología,  y seguimos siendo vehículo de desprestigio a los hackers. Lo mismo cuando hablemos de «piratas»… pero esa fue historia de otro post.

Hacker Space en San Francisco.

En Costa Rica está naciendo uno.

Para leer más: http://www.paulgraham.com/gba.html

No es un impostor: abrí un perfil en Facebook

Como muchos de ustedes sabrán, me he resistido durante mucho tiempo a abrir un perfil en Facebook. Para algunos, por neurosis, razones paranoicas o teorías de la conspiración; para otros, por esas mismas razones (cuando les parecen válidas) y por congruencia con mis principios acerca de la libertad de expresión y la necesidad imperiosa de que esa libertad sea sustentable, autónoma, segura y verdadera. Es decir, la libertad de expresión no siempre es libre y Facebook es una de las tantas plataformas que lo demuestran. Ahora mismo, eso no es tan importante pero créanme, dentro de algunos años lo será.

Aún la neutralidad de la internet existe (a pesar de las graves amenazas y las pésimas noticias recientes en la Unión Europea) pero todos los intentos de las empresas proveedoras de servicios de Internet están empujando hacia la privatización, como hicieron con la radio en su tiempo. ¿Alguien recuerda que la radio podría ser un medio tremendamente democratizador, si las frecuencias no se vendieran? ¿no les parece extraño, que siendo el espectro radioeléctrico un bien común, tengamos que pagar millones de millones para tener un permiso de utilizarlo?

Si no me creen, ríanse un poco con este video (lo pongo en flash por las anotaciones que le dan sentido):

Un informe del Secretario de Estado de Economía Digital francés filtrado recientemente revela el esfuerzo del Gobierno para enterrar profundamente la neutralidad de la Red en ese país.

Entonces, la libertad de expresión por medio de la Internet depende de la neutralidad de la red… algo que defienden (o negocian a cambio de un buen acuerdo para ellas, no necesariamente para nosotros) empresas como Google, Apple e incluso seguramente Facebook… porque sus negocios dependen de esa neutralidad.

Pero la libertad de expresión también depende de la libertad de generar redes y compartir contenidos e información por medio de esas redes, algo que ya no le suena tan bien a empresas como Google, Apple, Microsoft, Facebook y muchas otras. ¿Por qué? Porque el poder de esas empresas (en algunos casos sólo económico, en otros el poder es además ideológico y de control social) depende de la concentración de la información en pocas manos. Y no sólo depende de la concentración de la información, también depende de generar dependencia absoluta hacia sus servicios, productos y modelos de negocio. Es decir, Apple necesita que sólo compremos Apple porque los aparatos de Apple sólo funcionan con aplicaciones hechas por o para Apple, que venden canciones que Apple puso ahí y así seguimos… Apple es de todas, la empresa que tiene el peor modelo para nuestra libertad y es justamente la que está logrando con mayor éxito su objetivo. ¿Y las demás? Al menos no venden el aparato pero cada una en su estilo, tiene como eje central de éxito, lograr que centralicemos todas nuestras operaciones a través suyo.

Y la libertad de expresión también depende de que cada vez más personas tengan educación, alfabetización… cosas que dependen también del acceso y la apropiación de la tecnología… algo que a MIcrosoft le ha interesado durante mucho tiempo porque entre más personas tengan computadoras en un mundo en el que la mayoría cree que sólo Windows existe… más rica se hará la compañía. Pero ese interés le ha llevado a boicotear proyectos (ingenuos sí, pero bien intencionados) como el de One Laptop per Child. Esta empresa además se sostiene en un modelo extorsivo que persigue a los grandes clientes por incumplimiento de licencias pero a la vez, permite el posicionamiento de sus formatos como oficiales de facto, gracias a lo que llaman «piratería» y mil ejemplos más… sin contar con el enorme daño que le hace a los niños, ser educados como autómatas de la tecnología, cuando podrían ser creadores de la misma.

¿Y Facebook qué tiene que ver en este asunto?

Facebook ha logrado que centralicemos nuestras relaciones sociales a través suyo. ¿Qué cosa puede brindar tanto poder, como mediar todas nuestras relaciones sociales, preferencias comerciales, gustos, posiciones ideológicas etcétera? Y a pesar de que actualmente es posible manejar con cierta seguridad los niveles de privacidad en Facebook, más que compartir una foto con alguien que alguna vez me ha visto en la calle y considera que debo llamarle «amigo», me preocupa compartir la información con quienes la usan para crearse un perfil cada vez más exacto de mí cruzando todos los datos que apenas en dos semanas he colocado. Es decir, es el típico caso de «entre más sensación de privacidad tengan, más información nos comparten a nosotros (léase la empresa Facebook y las empresas a las cuales, se les vende nuestra información) no importa si a sus amigos no se lo dicen». O sea, hay que se menso para tener un perfil aquí y ahora puedo decirlo con tranquilidad de que no se enojen… porque ya tengo uno.

Trabajo desde hace rato en el tema de seguridad de la información y de las cosas más difíciles ha sido, tratar de que la gente comprenda que entre más confianza exista con alguien, más cuidado hay que tener con la información que compartimos por vías que no sean cara a cara en lugares seguros. También ha sido bien difícil que se comprenda:

  • Mientras dependamos de proveedores de Internet que pueden monitorear todo lo que hacemos y decimos
  • Mientras trabajemos documentos, tengamos correos y nuestra información en la red en servidores que no nos pertenecen a nosotros o a colectivos confiables
  • Mientras sigamos permitiendo que empresas con fines de lucro determinen qué podemos y no podemos hacer con los aparatos y el software que «alquilamos» (porque nuestros no son… que lo digan los que tienen un Kindle de Amazon)
  • Mientras no comprendamos que la libertad en nuestra época depende de cuál tecnología usamos y cómo la usamos

No vamos a tomar las decisiones y construir las soluciones que necesitamos para defender nuestros derechos civiles y políticos, económicos, culturales y humanos en general.

¿Y entonces, por qué uso Facebook?

Porque la gente lo usa y es aquí donde se comunican, donde hacen campañas e invitan a los cumpleaños. Es decir, uso Facebook para poder analizarlo pero también para reencontrarme con la gente que al parecer, se olvidó de que tomarse un café no sustituye decir «me gusta» en una frase que escribí.

Y sin embargo, no creo que lo use por mucho tiempo. Sigo esperando a que un día se despierten y cierren su perfil, me llamen para que les explique cómo se hace para usar software que no les espíe ni los ate a una única tecnología (o a varias con los mismos fines) y se unan a la resistencia. Y no me avisen por Facebook, por favor.

Los trapos sucios de Ubuntu

Hace unos días, publiqué un post donde mencionaba el trapo sucio de Canonical respecto a sus criterios para decidir cuáles bases de datos usar para launchpad. En ese momento, me decepcionó enormemente leer en sus FAQ, que estaban dispuestos a usar Oracle y que por mucho tiempo se aseguraron de poder migrar los datos si Postgresql no les funcionaba… Yo dije ¡Plop! y decidí desinstalar el Ubuntu de mi computadora para evitar la vagabundería y entrarle al Debian de una vez por todas (gracias jmas).

Hoy, Marcelo envió a la lista de la RCSL, una noticia sobre Ubuntu, pero esta vez se trata de algo mucho más grave que la falta de compromiso de Canonical con el Software Libre. Se trata de esa falta de compromiso manifestándose en el irrespeto a los usuarios y sobre todo, a los colaboradores que desinteresadamente prueban las versiones en desarrollo. Se trata de Canonical sacrificando la libertad de los usuarios por buscar la «generación de ingresos». Ya no me extraña y casi agradezco, que Ubuntu se denomine como un «linux» nada más y que no mencionen a GNU en ese engendro que están cocinando.

Se trata del asunto del  Bug #402767 Multisearch CSE breaks l18n+setfocus+images+cached+I’m feeling lucky functionality and «violates user trust» y la respuesta de Rick Spencer:

Gracias a todos por sus comentarios sobre este error. Gracias a todos por la prueba, el alfa y por contribuir en hacer kármica tan grande como se pueda. Agradezco el tono medido y respetuoso de la presentación de informes.

Tomo muy en serio estas preocupaciones. Permítanme resumir las cuestiones planteadas aquí, y proporcionar algunos datos y respuestas:

Hemos hecho algunos cambios en la versión Alpha 3 de Firefox relacionadas con cómo y dónde se procesan las consultas de búsqueda. Hemos introducido los cambios en este momento en un espíritu de experimentación con el fin de explorar y comprender la experiencia del usuario y los patrones de uso. Nos proponemos utilizar este código experimental, por lo menos hasta Alpha 4.

Experimentando con los colaboradores sin su consentimiento… ajá…

Tenga en cuenta que no necesariamente prevemos «Multisearch» como el código que queremos en una versión estable. Independientemente de las acciones que tomemos en respuesta a la información y retroalimentación dependerá de la información y la retroalimentación que obtenemos de este esfuerzo.

Esencialmente, hemos implementado dos cambios con el fin de recabar estos datos de uso:
1. Cuando los usuarios piden una nueva ficha, ven una página de búsqueda predeterminada.
2. Todas las búsquedas utilizan la página de resultados de búsqueda personalizados. Anteriormente esta página de resultados de búsqueda sólo se utilizaba cuando los usuarios hacían una búsqueda desde la página de inicio por defecto de Ubuntu.

Cambio # 1 fue un esfuerzo por explorar una mejor experiencia de usuario. En general, se ve extraño cuando los usuarios obtienen una página en blanco, sobre todo cuando se está utilizando ff [firefox] en una NETBOOK en modo de pantalla completa. La nueva pestaña, simplemente hace que la pantalla quede en blanco. Tomen en cuenta que Mozilla está estudiando «una nueva pestaña» y el comportamiento (http://labs.mozilla.com/2009/03/new-tab-page-proposed-design-principles-and-prototype/)

Si Mozilla y Google lo hacen no es lo que está en discusión. Lo que se discute es que alguien tenga que señalarlo como un Bug para que alguien dé un paso al frente y acepte que se incluyó esa funcionalidad, que en realidad es una aplicación espía.

Cambio # 2 es sólo un artefacto de recolección de datos de uso. Nosotros sólo podíamos ver qué partes de la interfaz de usuario de FF estaban utilizando las personas para hacer las búsquedas, si las enviábamos  a nuestra página personalizada. Este uso de datos es importante porque nos ayuda a canalizar los recursos de diseño y desarrollo de funciones útiles, y también es importante porque puede estar vinculada a la generación de ingresos.

La generación de ingresos que apoya el proyecto es una característica, no un «bug». Sin embargo, somos conscientes de no tirar el bebé con el agua del baño [¿tirarlo todo por la borda?]. En otras palabras, debemos encontrar el equilibrio entre seguir ofreciendo al usuario una experiencia de alto nivel al tiempo que se aprovechan las oportunidades de ingresos.

… por medio del engaño y el spyware… al mejor estilo del software privativo… buagh

En términos de «qué tipo de datos de uso» estamos recogiendo, son simplemente los mismos datos que ya se han enviado a Google y Mozilla: el pedido de búsqueda, y el canal para la búsqueda. Se trata de los datos que ya están previstos y se recogen cada vez que un usuario realiza una búsqueda con un motor de búsqueda en cualquier lugar de la web, y estamos simplemente utilizando los instrumentos de Google para ver los resultados agregados.

Es que no es ni pena lo que debería darles… hasta Google dice abiertamente qué hace y cómo lo hace… y los usuarios para eso instalamos Customizegoogle y otros complementos… para resguardar nuestra privacidad… pero claro, ¿cómo vamos a desconfiar de nuestro «linux»?

Este error empezó con un tema específico, pero algunos reportes de errores han añadido asuntos. Creo que los siguientes asuntos planteados son preocupaciones que deben tratarse como errores:
1. La «barra Awesome» no hace búsquedas del tipo «feeling lucky»
2. La página de resultados de búsqueda personalizada no es estéticamente agradable
3. La página de búsqueda personalizada carece de funcionalidad (imágenes, vídeos, mapas, etc ..)
4. «Multisearch» no es un nombre descriptivo
5. La nueva interfaz de usuario en las páginas de nueva pestaña es visualmente desordenada, no es útil
6. Las conversiones de moneda no funcionan

Esa es mi parte «favorita» si la unimoa con la frase célebre: «La generación de ingresos que apoya el proyecto es una característica, no un «bug». Porque sí, es importantísimo que se le cambie el nombre a «multisearch»… eso sí que es un error fundamental.

Vamos a tomar estas consideraciones muy en cuenta, mientras consideramos si se debe avanzar con los cambios en la experiencia por defecto de búsqueda.

¡PLOP!

Por eso, me traje el comentario que más me gustó de los que pusieron cuando se reportó el «bug» que no es «bug» para Canonical:

Roger dijo:

Esta es un flagrante abuso de confianza. Ustedes instalaron algo en mi computadora, que yo absolutamente no quería tener instalado. Aparte de la filosofía del FOSS, la cosa que hace que ame Linux es que no tengo que tener anuncios atragantándome la garganta cuando lo uso. O al menos no me sucedía.

Yo sugiero que remuevan esta porción de software de una vez. También sugiero que quien sea responsable en Canonical sea despedido, inmediatamente, y que se nos asegure que algo como esto no sucederá nunca en el futuro.

Y claro… ya hay quienes simplemente dicen: «desinstalen y listo«… pero no… los de Canonical, como dicen en México «¡Qué poca madre!». No sé si Rick Spencer sigue siendo el representante de Canonical en GNOME Advisory Board pero deberían darle unas clases de lo que se denomina Libertad de Software.

Chrome OS y la Autonomía

Este artículo aparece originalmente en Autonomo US
Escrito el 16 de julio de 2009 por Benjamin Mako Hill

Traducción no oficial: Carolina Flores

Luis Villa envió el enlace de este ensayo de Tony Mobily publicado en la Free Software Magazine a las personas de la lista de correos Autonomo.us. El título del artículo «Por qué Google Chrome OS convertirá a GNU/Linux en un ganador para [computadoras de] escritorio» (“Why Google Chrome OS will turn GNU/Linux into a desktop winner”), es un buen resumen del argumento básico de Mobily.

A pesar de las muchas discusiones sobre Chrome OS dentro de las comunidades de Software Libre y de Código Abierto (por ejemplo: en LWN), vale la pena calificar este post diciendo que, más allá del anuncio de Google, de hecho no sabemos mucho sobre Chrome OS. Si bien puede ser una exageración sugerir (como lo han hecho algunos) que Chrome OS simplemente arrancará un navegador, Google ha sido bastante clara acerca del hecho de que está diseñado para «gente que vive en la web» y que será un ambiente en el cual «la mayor parte de la experiencia del usuario tendrá lugar en la Internet».

Con el auge de nuevos servicios en red, la idea de un sistema operativo que se reduzca mayormente a un navegador web no es ya difícil de imaginar. Aún si uno se limitara enteramente a los servicios de Google, tendría un procesador de palabras, un documento compartido [spreadsheet], cliente de correos, programa para manejo de fotografías, cliente de conversación en línea, lector de RSS y mucho más. La mayoría de las aplicaciones que la mayoría de la gente usa. Como plantea Mobily, esto significa que los detalles de un sistema operativo comienzan a importar menos. No importa si tu sistema operativo no tiene muchos programas nativos, si los programas que quieres, corren sobre la web, todo lo que necesitas es un navegador.

Mobily argumenta que Chrome OS será una ganancia para GNU/Linux para computadoras de escritorio porque el empuje y poder de mercado de Google ayudará al Software Libre a triunfar donde ha luchado en el pasad. Y puede que tenga razón. Pero aún si Mobily está en lo correcto y Chrome OS se convierte en un éxito rabioso, no está del todo claro si ésto representará una victoria de algún tipo significativo para la libertad de software y la autonomía de los usuarios.

Chrome OS es -así como ha sido descrito. un intento explícito de construir un sistema que transforma el espacio donde computamos. Haciendo eso, Google está tratando de crear un sistema operativo construido alrededor de «los programas como un servicio» que reemplaza las aplicaciones que un usuario podría correr en su propia computadora, por aplicaciones que corren en servidores que quedan fuera del control del usuario. Una computadora de un usuario de Chrome OS no tiene que ser poderosa -Google ofrece que Chrome OS será de uso ideal para computadoras portátiles con poco poder [low power netbooks]- porque el cómputo del usuario ocurre en los servidores de Google en lugar de en la computadora en sí misma.

Si cambiar a Chrome OS significa dejar de usar Thunderbird para usar Gmail, o dejar de usar Openoffice.org para usar Google Docs, o dejar de usar Pidgin para usar en línea el Google Talk, o dejar de usar Evolution para usar Google Calendar, hemos reducido la influencia y el éxito de los programas libres para computadoras de escritorio, no hemos sellado la victoria, como sugiere Mobily. En un mundo de Software Como Servicio (SaaS), se usará menos software libre y -más importante aún- los usuarios serán menos libres.

Con cada cambio de un poco de software libre hacia un servicio basado en la web, nos movemos desde una situación en la cual, el usuario y usuaria tenía control sobre su software -los usuarios del Software Libre «tradicional» tienen acceso al código fuente y tienen control sobre el sistema en el que corre su computadora- a una situación en la que los usuarios tienen de hecho, muy poco control sobre sus programas. Google no ofrece el código fuente de las aplicaciones que corren en sus servicios web y, aún cuando lo hicieran, no ofrecen a los usuarios la posibilidad de cambiar el software que corre en los servidores de Google.

Chrome OS, y cualquier sistema operativo diseñado para empujar a los usuarios hacia afuera de sus computadoras y llevarlos hacia servidores fuera de su control, es regresivo para la libertad de software. Si Chrome os es, como sugiere Mobily, la clave para la victoria del Software Libre en las computadoras de escritorio, sería una victoria amarga e irónica, de hecho.

Global Voices (blogs , medios ciudadanos, protección)

Modera: Renata Ávila, Global Voices Online

Global Voices, medios Ciudadanos y libertad de expresión (Sami Ben Gharbia, Global Voices Advocacy)

Sami comenta sobre el trabajo que hace Global Voices, sobre todo en traducir blogs de varios idiomas, permitiendo que tengamos acceso a la visión directa de los ciudadanos y ciudadanas en países que están distanciados geográficamente pero también, en línea (por la dificultad de leer un blog en árabe, por ejemplo, o en español, dependiendo de la región). La limitante para los hispanohablantes es, que tienen poca difusión en español.

Lo que resaltan es cómo usan las mismas herramientas y tienen preocupaciones similares.

GV trabaja mostrando cómo se puede usar la Internet de manera segura.

El video no es de este seminario pero permite darnos una idea del trabajo que realizan:

—————–

Protección legal para ciberactivistas y bloggers (Renata Ávila, Global Voices Online)

Derecho a expresarse en línea está protegido por la Convención Interamericana

Reglas:

  • Prohibición a la pornografía infantil
  • Datos personales de personas que no están en la esfera pública
  • Derechos de autor
  • La línea entre la expresión o delito (racismo, difamación, apología del delito)

Las autoridades desconocen la tecnología, por lo tanto, hay que estar bien informado de nuestros derechos.  Vamos a compartir la guía posteriormente.

Para los casos de blogs con información sensible, Renata comenta que el anonimato sigue siendo una opción y un derecho, pero también, recomienda que se coloquen anuncios donde se plantean las condiciones de uso del sitio o las intenciones (por ejemplo, «las opiniones que se publican son personales y no constituyen un llamado o incitación a…»). También es importante que sea visible que conocemos nuestros derechos, esa es una forma de protección.

Experiencia reportando en blogs (James Rodríguez, mimundo.org)

James expone cómo surgió la idea de hacer reportajes para dar una voz «a la gente que no tiene voz» (¿?)

James comenta el desalojo a una comunidad en Izabal, que no salió en la prensa (excepto en La Prensa Libre con una nota muy pequeña). Ha venido siguiendo estas comunidades y ha acompañado sus procesos.

James también publica comunicados de organizaciones, como del colectivo H.I.J.O.S.

James se dedica a tiempo completo a su blog. Se financia por medio de la venta de fotografías, ha recibido financiamiento de algunas organizaciones.

El caso Jeanfer y sus implicaciones para la libertad de expresión en la Internet

censura-en-internetNo sé qué haría yo si estuviera en el lugar de jeanfer. Desde la comodidad de mi hogar, usando mi compu como todos los días, pienso que exigiría que no paguen la fianza. Claro, tampoco sé cómo es la celda donde está, con quiénes lo colocaron, qué tipo de amenazas está enfrentando. Entonces es fácil para mí sostener que si se paga la fianza se está perdiendo una batalla importante y que lo que habría que hacer es lo que han hecho muchas veces los campesinos en las comunidades: cuando arrestan a un compañero, acampan afuera del lugar de detención hasta que lo liberen.

El caso de Jeanfer (y si no saben de lo que hablo, pueden ir a leer las noticias guatemaltecas sobre un guatemalteco, que ha sido arrestado bajo cargos de promoción de pánico financiero por expresar una opinión). Me pregunto cuántas veces hubieran podido arrestarme por la forma en la que expreso mis opiniones en los blogs, en identi.ca o en cuanto espacio de expresión haya en la Internet y fuera de ella.

Es muy grave lo que está sucediendo. Creo que es parte de la campaña que desde hace mucho tiempo han iniciado los enemigos de la libertad que abundan en todas partes (corporaciones de software, casas disqueras, industria cinematográfica, gobiernos represores de derecha, izquierda y centro, corporaciones patentadoras de semillas y últimamente hasta la Organización de Naciones Unidas en la voz de su «experto en terrorismo» ). En Jeanfer y en este caso, se juega mucho de lo que hasta ahora hemos concebido como libertad de expresión y participación política usando las nuevas tecnologías de información y comunicación.

En Twitter y en Identi.ca las personas usuarias han abarrotado esas redes con los mensajes etiquetados con #freejeanfer #escandalogt en apoyo e incluso, con réplicas exactas del texto que llevó a Jeanfer a la cárcel. También están realizando una colecta para pagar los 50 mil quetzales de fianza. Se están recogiendo firmas en Petition Online.

La abogada mexicana Ivonne Muñoz, en su blog de derecho informático expone las razones por las cuales la detención es ilegal (más allá de lo ético): «Este caso debe ser entonces analizado más que nada por el entorno actual que origina este mensaje, se lee más como una reflexión personal sobre la situación que se vive con los bancos en Guatemala y no como una insinuación, invitación, convocatoria, o.. como diriamos los abogados: apología del delito» dice Muñoz.

Y aunque Muñoz hace un buen análisis, sus conclusiones son apresuradas: «Empezar a borrarnos la idea de que Internet es libre y por lo tanto se puede realizar cualquier cosa». No es la Internet la que es libre, comos nosotros, ciudadanos y no ciudadanos, poseedores de derechos y deberes, quienes somos libres. La Internet es un espacio de comunicación, de compartir, de creación y nos corresponde a nosotros como personas, defender nuestra libertad dentro y fuera del ciberespacio.

Hay muchos elementos que aportar y plantear. Los términos de uso, tanto de Twitter como de Identi.ca plantean que ante órdenes judiciales, deben dar la información privada de sus usuarios. ¿Hubo una orden en este caso? ¿solicitaron a Twitter la información? ¿está el estado guatemalteco monitoreando las comunicaciones en la Internet de todos sus ciudadanos? ¿rastrearon a Jeanfer por su dirección IP y con eso lo encontraron?

Más allá de eso, el punto central está en cómo, expresar una opinión crítica acerca de la vida política de un país (sea que estemos o no de acuerdo con ella) se convierte de pronto en un delito. No falta poco para que decir algo como «odio a los hermanos Arias… ¿por qué no les pasará un camión por encima?» se considere una amenaza de muerte.

Pero este caso muestra además, cómo existe una desconexión entre la población no organizada y las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en derechos humanos. Es una desconexión en ambas vías. Hasta ahora, no se han levantado las voces organizadas en Guatemala frente a este caso, pero los Twitteros tampoco han ido a tocar las puertas de la relatoría de la libertad de expresión de la de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) OEA en Guatemala , de la Procuraduría de Derechos Humanos, de las muchas organizaciones que existen en ese país.

Es grave también, que los medios que consideramos «alternativos» no estén denunciando ni reportando este caso. No hay nada en Cerigua, no hay nada en El Faro, no hay nada en Informa-tico ¡No hay nada en Fusil de Chispas! Eso podría indicar, que los medios de comunicación «alternativos» en Centroamérica, están bastante dormidos respecto a las amenazas que se ciernen sobre ellos. Las búsquedas sobre el tema arrojan solamente posts de blogueros y las noticias de Prensa Libre en Guatemala. Al parecer, los nuevos medios aún se parecen demasiado a los viejos.

Y para empeorar las cosas, el caso Jeanfer deja bastante claro que el conocimiento legal, el que tienen los abogados, no está a nuestra disposición cuando los necesitamos. Ya casi, casi, estoy pensando en entrar a estudiar derecho, porque me temo, que en los próximos años, vamos a tener muchos casos más como éste y si seguimos pagando la fianza, estaremos asumiendo culpabilidad y permitiendo que la gente olvide.

———————-

Al momento de publicar este post, Jeanfer acaba de ser liberado. Ahora segurá bajo arresto domiciliario.  www.prensalibre.com

Cerigua publicó posteriormente dos notas sobre el tema:

Defienden libertad de expresión de internautas por arresto de twittero

Twittero es liberado con apoyo de cibernautas, familiares y amigos

Voto electrónico: Los riesgos de una ilusión

voto-electronicoLa Fundación Vía Libre de Argentina y la Fundación Heinrich Böll acaban de publicar un libro acerca del voto electrónico y sus peligros. Desde aquí, felicito a Beatriz, Federico y sus compañeros por su excelente trabajo.

El libro -por supuesto- es libre y además es gratuito. Pueden decargarlo pulsando aquí

Les pongo nada más una probadita: el prefacio que hizo Richard Stallman para el libro.

Prefacio

Richard M. Stallman

Votar con computadoras es abrir una puerta grande al fraude. La computadora ejecuta un programa, y el programa puede ser cambiado o reemplazado. Puede ser reemplazado temporalmente durante la elección por otro diseñado para dar totales falsos. Ningún estudio del programa que debería correr puede asegurar que otro programa no actúe mal.

La votación es una actividad especial porque normalmente el votante no puede averiguar, según los totales, que su voto ha sido contado correctamente, y hay que desconfiar de todas las partes involucradas.

No podemos dar por supuesto que el fabricante es honesto, ni que la autoridad electoral es honesta, ni que los dos no conspiran juntos. El sistema electoral debe ser a prueba de todas las posibilidades, pero ésto es imposible con una computadora.

Muchos activistas de software libre piensan que usar el software libre en la máquina de votación asegura una elección honesta. Usar software privativo es malo aquí, como siempre: el fabricante podría diseñarlo a sus anchas para fraude. Pero ser libre no basta, porque luego la autoridad electoral podría hacer el fraude. El único sistema confiable es votar con papel.

Algunos investigadores han propuesto sistemas muy sutiles de encriptación para votar. Dicen que con esos sistemas el fraude es imposible. Quizás tengan razón, pero tal conclusión no es fácil de comprobar con certeza. Si algún día parece haber un sistema de confianza para el voto digital, la sociedad debe probarlo gradualmente, a lo largo de una década. En los sistemas electorales, cambiar con prisa es arriesgar todo.

Copyright 2008 Richard Stallman
Se permite la distribución y la copia literal de este artículo en su totalidad y por cualquier medio siempre y cuando se conserve esta nota.

¡Pongámonos las Pilas!

Como parte de mi trabajo en la Fundación Acceso (donde estuve hasta octubre de 2008), se me ofreció la oportunidad de coordinar un proyecto sobre seguridad de la información en organizaciones sociales centroamericanas.

Desde el año 2006, HIVOS ha venido apoyando a sus contrapartes de derechos humanos, tratando de posicionar la seguridad informática como eje transversal del trabajo de estas agrupaciones. He formado parte de ese proceso (primero como una de las personas participantes de un taller de capacitación impartido por Robert Guerra, canadiense especialista en este tema y después como parte del equipo de implementación del seguimiento a ese taller). Posteriormente, me correspondió la responsabilidad de publicar un folleto sobre el tema.

«¡Pongámonos las Pilas! Reflexiones y acciones concretas para asegurar la información en nuestras organizaciones sociales» es el resultado de la experiencia de haber acompañado a varias organizaciones sociales en su camino para la incorporación de medidas para el manejo apropiado de la información y el conocimiento que construyen. Gracias a los aportes y enseñanzas de Arturo Chub y Pablo Zavala de SEDEM, al apoyo de SIMAS, a varios compañeros que trabajan con Software Libre en Centroamérica y a todas las personas de las organizaciones, fue posible escribir un folleto de sensibilización que toca asuntos muy básicos pero a la vez, trascendentales para trabajar en profesiones, actividades, oficios y pasiones riesgosas.

Si bien el folleto está dirigido especialmente a organizaciones, en realidad constituye una guía básica para cualquier persona que use la Internet con fines organizativos y de resistencia. En tiempos de paz, la guerra es de información y es importante que se utilice la tecnología con responsabilidad, con cuidado y sin poner en riesgo a las personas que trabajan en redes comunitarias de los distintos movimientos populares y sociales.

La idea es que la publicación se actualice constantemente y propicie nuevas ediciones.

Se agradece muchísimo cualquier sugerencia, corrección o comentario.

—————————-

Actualización: abril 2009.

Publicamos una segunda edición del folleto. El enlace de descarga ya tiene esa nueva versión.

Si desea descargar el folleto, pulse aquí folleto-pongamonoslaspilas

portada-folleto-seguridad-edicion-2

Un correo electrónico es una tarjeta postal con muchas copias

arrobaAnoche envié un correo electrónico a algunos amigos. Les escribí planteándoles una propuesta para asistir a una marcha que se ha convocado para este sábado, en contra del proyecto de ley de unión civil entre personas del mismo sexo. Obviamente proponía que fuéramos a demostrar que apoyamos el proyecto y que no aceptamos que en nombre de ningún dios, se restrinjan los derechos humanos.

Una de las personas que lo recibió lo reenvió a otras personas y esas personas lo reenviaron a otras y hoy lo recibí de regreso en una lista electrónica bastante grande. El correo incluía mi dirección con mi nombre (sería deseable que al menos eso se hubiera eliminado) y terminaba diciendo «los quiero mucho». Así que hasta ahora, le he declarado mi amor a quién sabe cuántas personas que no conozco.

Si hubiera sabido que el correo iba a dar vueltas, no hubiera escrito algunas cosas como las escribí. Me gustó mucho que difundieran el llamado que hice, pero ahora espero represalias de quienes se sientan aludidos cuando menciono «a una horda evangélica enfurecida que cree que dios le da el derecho de prohibir el amor…» o hubiera incluído a católicos, musulmanes, judíos… El punto es que escribí «en confianza».

No es tan grave. Lo peor que puede pasar es que vengan a casa a tirarme piedras, que me escriban en la frente una letra escarlata o que terminemos muchos y muchas, tomando la marcha intolerante y convirtiéndola en una fiesta multicolor. Sin embargo, el hecho de mirar un correo electrónico que envié sin pensar en que se haría público, evidentemente me hizo pensar en un tema en el que estoy trabajando en estos días: la seguridad de la información y la vulnerabilidad que implica que cada día más gente use la Internet sin que los que conocemos de sus riesgos, se los comuniquemos.

Muchas veces, mis amigos no se toman en serio lo que les digo al respecto. No entienden por qué se me para el pelo cuando se abren cuentas de hotmail, cuando le ponen a su correo electrónico contraseñas que son iguales a su fecha de cumpleaños, el nombre de su perro o el de su novio (ja, que a veces es lo mismo).

Entonces, me declaro culpable. Como parte de mi trabajo, he co-facilitado muchos talleres en los que cooperamos con la gente para que aprenda a usar el correo electrónico, los buscadores y otras herramientas. Me he emocionado enormemente cuando recibo un correo electrónico de alguna de las personas que hemos capacitado, me enamoré de las señoras de sesenta años que usando la Internet, lograron que el movimiento del NO al TLC creciera y se expandiera como una buena noticia… PERO se nos olvidó hablarles de las partes innobles de usar la Internet.

Lo peor es que apuesto lo que quieran, si organizáramos una charla acerca de usos seguros de la Internet, la gente no acudiría, como pasó hace unos días con la que ofrecí como parte de la Red Costarricense de Software Libre. Todavía estamos pensando que todo es paranoia y por alguna razón mágica, aún creemos que entre el teclado, el botón de enviar y el receptor de un correo electrónico, hay un espacio íntimo.

Malas noticias: no hay tal. Un correo electrónico es una tarjeta postal que puede ser leída por el cartero, por la señora del mostrador, por quien carga los sacos de cartas, por el vecino, por los hermanos metiches y -por supuesto- por la policía que está a las órdenes de la Casa Presidencial.